webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: En El Caribe


 


Relato: En El Caribe

  

EN EL CARIBE



Mi pareja y yo estuvimos varios meses peleados. Nos reconciliamos y para
festejarlo decidimos irnos unos días de vacaciones. No lo pensamos mucho, a los
dos nos gusta mucho el mar, así que decidimos ir al Caribe, un viaje que siempre
quisimos hacer. Llegamos a un hotel muy lindo lleno de palmeras, piletas,
plantas y gente muy servicial.


Los primeros días no pudimos conocer mucho ya que era playa
un par de horas y encierro en nuestra habitación para recuperar el tiempo
perdido. Pero una tarde, era evidente que todo no podía ser perfecto,
discutimos, ya no me acuerdo por qué. Yo le había dicho: -Cuando discutimos no
te vayas enojado porque soy capaz de cualquier cosa- Como de costumbre él no me
dio bolilla y se fue. Yo me quedé muy enojada. Intenté calmarme saliendo a
caminar un poco. Me senté en una reposeerá al lado de la pileta.


Estaba allí, en el sol, con los ojos cerrados, cuando de
repente una sombra me hizo abrir los ojos. Ahí estaba él, un negro infernal,
parado delante de mi, una espalda increíble, grandote, altísimo, unas manos que
parecían el doble de lo normal... repentinamente deseé que esas manos
recorrieran mi cuerpo y se detuvieran en esos lugares donde aumenta la
excitación. Unas piernas musculosas fuertes, no podía ver pero se notaba que su
cola era dura, redonda y musculosa. Tenía puesto solamente un short de jeans
ajustado, por el cual podía notarse su bulto... no pude evitar la tentación de
bajar mis ojos hasta allí.


-Buenas tardes, yo soy Mirko, estoy para servirla- El se
estaba refiriendo a traerme algo para tomar o para comer, pero esas palabras
sonaron en mi como algo erótico y muy insinuante. Me avergoncé por sentir eso y
le contesté: -Gracias pero no quiero nada- El dio media vuelta y se fue. Yo no
podía dejar de mirar semejante figura, qué perfección de físico!. Movida por una
fuerza extraña me levanté, me fui a mi habitación tome el teléfono y llamé al
conserje. –Por favor, me puede mandar una botella de champagne y, si está
disponible que la traiga Mirko-, dije sin dudarlo un segundo. A los 5 minutos
allí estaba ese hombre en mi habitación con la botella de champagne. –Pasá,
déjala ahí, le dije desde la cama. Yo estaba ahí, recostada, con una bikini y
una camisa blanca transparente, mirando muy insinuante a ese negro que me había
calentado desde el primer momento.


El dejo la botella y me miró. –Necesita algo más?-. Muy
insinuante le contesté: -Tenés algo más para ofrecerme?-. El me miró fijamente,
recorrió con sus ojos todo mi cuerpo, entendió perfectamente a qué me refería.
Sonrió y lentamente se acercó a la cama, se sentó. Yo lo miraba tímida pero
terriblemente deseosa. El miró un rato mi cuerpo sin tocarlo. Después levantó su
mano, esa mano grande inmensa, la pasó por encima de mi cuerpo sin tocarme. El
deseo estaba a punto de estallar en mi. –Tócame-, le dije con voz temblorosa.
Entonces el rozó con su mano mi pierna. Sentí como se me erizaba la piel. Me
recosté boca arriba, cerré los ojos y le dije: -Haceme lo que quieras- Entonces
comenzó a acariciarme suavemente todo el cuerpo, cada centímetro que tocaba era
una nueva excitación, tenía sus manos grandes muy grandes, pero increíblemente
suaves. Parecía que sabía muy bien lo que hacía. –Si, haceme gozar, le dije. Me
recorrió todo el cuerpo con sus manos, centímetro a centímetro, yo gozaba
inmóvil.


Rozó mis brazos, mi cuello, bajó apenas tocando mis pechos,
la panza, esquivó mi entrepierna y recorrió todas mis piernas en un sensual
masaje. Cuando volvía con sus manos hacia arriba por mis piernas,
instintivamente las abrí, pero él pasó sus manos por el costado, siguió por mi
cintura y antes de llegar a mis senos, sentí en ellos algo húmedo, me hizo
estremecer, abrí los ojos y pude ver esa boca húmeda y gruesa rozando mis
pechos.


Volví a cerrar los ojos. Lentamente comenzó a sacarme la
ropa. La camisa, la bikini, yo lo dejaba hacer. Volví a quedar allí con los ojos
cerrados, boca arriba, dispuesta a gozar. El continuó acariciándome. Volví a
sentir algo húmedo, pero esta vez en uno de mis pezones, supe que era su boca.
Abrí levemente los ojos y si, tenía su boca abierta sobre mi pecho y con su
lengua jugaba con mi pezón, era tan excitante sentirlo como verlo. Tenía labios
grandes, carnosos, me succionaba los pechos de una manera increíble. –Siiii,
seguí, chupame asiiii-


Mientas tanto seguía recorriendo mi cuerpo con sus manos.


Deseaba profundamente sentir esas manos adentro mío. El
parecía que lo hacía a propósito. Apenas me rozaba el cuerpo y en ningún momento
detuvo su mano en mi entrepierna. El deseo estaba a punto de hacerme gritar.
–Tocame- le dije. El entendió mi pedido, llevó entonces su mano a mi
entrepierna. En ese momento quebré mi cintura en un gesto de placer. Comenzó a
jugar con mi clítoris. Yo abrí las piernas.


El sabía muy bien lo que hacía. Mientras pasaba su mano
suavemente por mi clítoris su lengua no dejaba de jugar con mis pezones. Yo
seguía allí tirada con los ojos cerrados estremeciéndome segundo a segundo. El
deseo se hizo más intenso y quise más. Entonces abrí los ojos, lo miré, le
agarré la mano que tenía en mi entrepierna, me metí en la boca su dedo medio
para mojarlo, abrí bien mis piernas y lo llevé hasta ahí. –Meteme el dedo ahora-
le exigí. El no lo dudo, así lo hizo.


Lentamente comenzó a introducirlo en mi. Volvía a retorcer mi
cuerpo de placer mientras sentía como entraba, abriéndose paso sin dudarlo. Mi
cuerpo mostraba su excitación dejando salir un río desde adentro mío. Yo movía
mis caderas de un lado a otro. El supo que estaba muy excitada y preparada para
más. Entonces, lentamente empezó a introducir otro de sus dedos, pero por atrás.
Abrí mis ojos, quise decirle: -no, por la cola no-, pero me callé, porque me
gustó la sensación.


Seguí moviéndome, gozando. Con un dedo de él por delante, el
otro por detrás y su boca en mis pechos. En ese momento pensé: acá estoy gozando
como una perra del sexo con un negro desconocido... y eso me calentó mucho más,
hizo acelerar mis movimientos. Con mis manos tomé su mano que tenía adentro mío
y la apreté fuertemente para que entrara toda, me moví más y más aceleradamente.
El movía a la vez sus dedos inmensos adentro mío y comenzó a morderme los
pezones. –Siiii, no pares, no pares, no pareeeeessssss.


Mis gritos y mis movimientos le hicieron saber a él que
estaba teniendo un orgasmo, mi primer orgasmo con un desconocido y en ese
momento supe que no iba a ser el último. El también se calentó mucho. De golpe
se paró y en un segundo se sacó el short. En ese momento saltó una pija inmensa,
negra brillosa, grande. Me abalancé sobre ella y me la metí en la boca. El se
tiró hacia atrás en un evidente gesto de placer. Estaba jugosa, dura. Se la
chupé. A él le estaba gustando mucho. En eso, con una firmeza increíble, me hizo
arrodillar en la cama, quedé en cuatro patas. -Qué me vas a hacer- le dije. Pero
no me contestó, sin dudarlo abrió mi cola y metió su lengua. –mmmmm siiiiii,
damela por atrás!.


El me mojó bien y cuando notó que estaba relajada y que mi
cola se estaba abriendo sin temor, tomó su pija con sus manos y comenzó a
meterla suavemente. En ese momento la puerta se abrió. Y así quedamos. Yo,
totalmente desnuda en cuatro patas, con la pija del negro a medio entrar en mi
culo y en la puerta mi pareja mirándonos estupefactos. No nos movimos, quedamos
en esa posición un largo rato. El negro lo miró y en lugar de sacarla, sin
dudarlo, comenzó a moverse en un suave vaivén, lentamente. Repentinamente pude
notar, a pesar del short, que la pija de mi pareja se endurecía. –Vení, le dije
insinuante, no sabes la pija que tiene este negro, disfrutémosla juntos...


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: En El Caribe
Leida: 20876veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
mobil porno
porno italiano 3G gratis
bahis siteleri
erotische geschichten
online bahis siteleri
wso shell
yerli porno
izmit escort



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .