webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Romelia (2)


 


Relato: Romelia (2)

  

ROMELIA II




Soy ROMELIA. Tengo 18 años.



En mi relato anterior les mencioné que nací en una ciudad del
Norte de México dentro de una buena familia que estaba formada solo por mis
padres y yo. Mi madre murió en un accidente automovilístico cuando yo tenía
cuatro años y quedé sola con mi papá, quien no quiso separarse de mí.



También decía que mi papá es del norte del país y casi no
tiene familia, nunca la mencionamos y no se frecuentan, y, después de que mi
madre faltó, mis tíos y mis abuelos se desligaron totalmente de nosotros y todos
emigraron al extranjero. Desconocemos su paradero y ellos el nuestro.



En mi relato anterior decía de cómo empezó a darse nuestra
relación cuando yo tenía 8 años, por lo tanto, mis amigos lectores, pueden
ustedes pensar que soy muy precoz en los aspectos del sexo.



Desde aquella noche en que por primera vez tomé la iniciativa
de tocar a Joaquín (mi papá), se inició para nosotros una relación mucho más
estrecha e íntima de lo que ya era.



Pasaron 4 años desde esa noche hasta el día de mi cumpleaños
número 12. Cuatro años de reprimir nuestro deseo de sostener una relación más
íntima y profunda.



Así, al llegar a los 12 años, fueron los días en que también
me empezaron a crecer mis senos.



Precisamente ese día dejé mi virginidad en el pene de
JOAQUÍN. Desde entonces no hemos dejado de hacer el amor. JOAQUÍN me ama y es el
amante perfecto, y yo, ROMELIA, su hija, soy su mujer que lo ama con locura. En
nuestro barrio todos creen que soy su esposa con una ligera diferencia de
edades, ya que JOAQUÍN aparenta 10 años menos que sus actuales 39 de edad.....



Recuerdo que el día de mi cumpleaños era un sábado, por
tanto, Joaquín no iría a desempeñar su trabajo de Gerente en una prestigiada
empresa, y podríamos quedarnos solos en nuestro departamento.



Antes del baño, Joaquín depiló los escasos vellos que
pretendían salir en mi pubis, por lo cual quedé como aquella niña que a los 8
años había tomado la iniciativa de acariciar las partes nobles de su padre.



Después del baño nocturno que nos dábamos juntos, como
siempre, nos trasladamos desnudos a nuestra diaria sesión de caricias frente al
televisor. Joaquín me dice entonces:





¿De quién es cumpleaños mañana…?


Es mi cumple… ¿qué le regalarás a tu amorcito…?


¿Qué quiere, mi niña, que le regale…?


Quiero que estés siempre conmigo, queriéndome, así como
estamos en este momento.


Siempre te querré, niña mía, pero especialmente ¿qué te
gustaría que te regalara?


Regálame siempre tu amor y tu compañía.


¿Qué te parece si hacemos una fiesta e invitas a tus
amigos de la secundaria…?


Sería estupendo, pero ¿sabes que prefiero?


¿Qué es lo que mi niña prefiere…? dígame y se hará como
ni niña dice.


Quiero que la pasemos solos los dos.


Muy bien. Se hará como mi niña lo desee.





Y acariciándonos nos quedamos dormidos.



Al día siguiente que desperté, Joaquín no estaba a mi lado.
No me di cuenta cuanto él se despertó, levantó y se fue.



Me levanté presurosa a buscarlo, pero no estaba en el
departamento. Me encontré una nota que decía: "mi niña, no te preocupes,
regresaré en dos horas… te amo… Joaquín"



Me recosté nuevamente y mientras pasaban los minutos en
espera de Joaquín, vi diversos programas en la TV. La espera se me hacía
interminable.



Al fin escuché que alguien introducía la llave en el
picaporte. Era Joaquín que regresaba. Así, desnuda como estaba, corrí a
abrazarlo. Él venía con un gran pastel de cumpleaños en sus manos y unas bolsas
del supermercado. Había ido a hacer las compras para mi fiesta.



Dejó las compras sobre la mesa y nos fundimos en un abrazo y
un beso prolongado.



Desayunamos cualquier cosa y nos metimos a la regadera a
media mañana. Algo inusual en nosotros, ya que nuestro baño era siempre
nocturno, después de que Joaquín regresaba del trabajo, pero, claro, este era un
día especial.



Después del baño, Joaquín (que también estaba desnudo), me
cargó en sus brazos y nos fuimos a nuestra cama que aún estaba destendida.



Empezamos a abrazarnos y a besarnos.



Me subí sobre Joaquín, como tantas veces lo había hecho,
dejando mi vulva al alcance de sus labios y de su lengua, en tanto yo succionaba
su pene, que como nunca, estaba mas duro, largo y gordo.



Al lamerme Joaquín mi clítoris sentía largos estremecimientos
en todo mi cuerpo y fuertes orgasmos me hacían trasladarme de placer, y ya
deseaba ardientemente ser penetrada. No se cómo ambos habíamos soportado 4 años
sin haber consumado nuestra íntima relación iniciada a mis 8 años.



No aguanté más y dije a Joaquín:





Amor, hazme tuya…. Destroza ya mis entrañas…


Mi vida, no me atrevo… soy tu papá… será algo muy
doloroso.


En este momento no eres mi papá, eres Joaquín, mi amor,
mi amante.


Será un poco doloroso, hijita.


Mira como palpita mi cosita, papi, deseo que me poseas,
que me hagas totalmente tuya, que me hagas sentir más mujer.





Joaquín me tomó con gran ternura entre sus brazos, me atrajo
hacia sí y selló mis labios con un beso.



Me recostó y abrió mis piernas acomodándose entre ellas y
pasando la punta de su lanza a lo largo de mi rajita totalmente desnuda, sin
vello alguno.





Hazme tuya, amorcito, hazme tuya.


Si amor, será como tu digas.


Que este sea mi regalo de cumpleaños, dame toda tu cosota
dura y larga… quiero sentirte dentro de mi.


Si mi amor, te daré tu regalo de cumpleaños.





Con sus dedos abrió deliciosamente mis labios vaginales y
dejó al descubierto mi chocho tierno, delicado y virgen.



Puso la punta de su lanza en la estrecha abertura y empujó
suavemente.



Aquel poderoso mástil empezó a abrirse paso en mis entrañas.
Sentí, por primera vez, como aquella cabezona roja y dura, de la que tantas
veces había bebido sus chorros de potente néctar blanco, estaba entrando en mí.



Un escalofrió recorría mi cuerpo.



Sentimos que algo obstruía el paso de aquella lanza: ¡mi
himen a punto de ser destruido!





¡Poséeme, papi, poséeme…!


Será doloroso, mi vida…


Hazme tuya, papi, dame mi regalo de cumpleaños.





Joaquín, apoyando fuertemente sus rodillas empujó con
firmeza.



Mi himen cedió.





¡Ooooogggggghhhhh…..!


Te duele, mi amor…





No puedo negar que el dolor era horrible. Me dolía
fuertemente. Sentía que mi cuerpo estaba siendo partido en sus dos mitades. Sin
embargo el placer tantas veces esperado me hacía superar ese momento
trascendental en toda mujer.





No, papi, no me duele… dámela toda.





Joaquín continuó empujando hasta que sentí que sus pelos
tocaban mi clítoris, parte sensible de mi cuerpo que tantas veces había sentido
las caricias de su lengua.



Estaba totalmente traspasada por aquella tranca larga y
gruesa.



En medio del dolor abrí los ojos y pude ver a Joaquín, mi
papá, que lloraba: gruesas lágrimas corrían por sus mejillas.



Joaquín, acomodando mejor su cuerpo entre mis piernas, empezó
un sabroso mete y saca que me hizo superar el dolor y empecé a experimentar un
placer indescriptible.



Un "mete-saca", primero lento y conforme se humedecía más mi
vagina, papá fue imprimiendo un ritmo más rápido.



En ese instante sentí un orgasmo como nunca lo había
experimentado.





¡Oooooogggghhhh….! ¡Joaquín, me corro..!


Córrete, mi vida, es tu regalo de cumpleaños, córrete!


¡Oooooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo, papá, me estoy
corriendo…!


Córrete, mi vida, es tu regalo de cumpleaños, córrete
todo lo que quieras…!





Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda
afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera….
Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera….





¡Córrete, papá, dame toda tu leche en mi panocha…. Dame
toda tu leche…!


¡Oooooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo, mi vida, me estoy
corriendo…!


¡Si, papi, siento tus chorros que me inundan… inúndame
toda, inúndame toda….! ¡aaaaahhhhhhh….!


¡Oooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo…! ¡Oooooogggghhhh….!
¡Me estoy corriendo…!.


¡Dame toda tu leche, papi, dame toda tu leche….!





Abrazando a papá, y sudando los dos copiosamente, dejó de
moverse.



Sentí que los dos nos quedamos vacíos y sin fuerzas.



Con su tranca aun introducida en mi, papá cerro largamente
sus ojos.



Poco a poco la extrajo. Que gran vacío experimenté en mi
interior. Además me ardía bastante y me sentía muy dolorida.



Al sacarla totalmente y al separar nuestros cuerpos, pude ver
que entre el semen que me escurría hacia el exterior de mi vagina, también
escurría sangre. Era sangre de mi desfloración: ¡había perdido mi virginidad…
papá me la había cortado…!.



Nos quedamos un rato sin movernos. Papá sin saber qué hacer,
quizá con remordimientos de conciencia; y yo, porque el más mínimo movimiento me
ocasionaba un gran dolor.



Así permanecimos como una hora.



Poco a poco me acurruque entre el pecho y un brazo de mi
hombre.





Mi vida, -dije- vamos a comer nuestro pastel.


Vamos, mi niña, vamos.


Pero tú me llevarás en tus brazos porque no puedo
moverme.


Si amor, como tu quieras.





Joaquín me tomó en sus brazos, frente a si mismo, y me llevó
al comedor.



Mientras caminábamos de la cama a la mesa, lo aprisioné con
mis brazos a su cuello, y con mis piernas adoloridas rodeé su cintura.





Joaquín, no me sueltes, porque no podré pararme, mis
piernas no me responden. Tú te sientas y yo me sentaré sobre de ti. Tú,
papi, quedarás frente a la mesa y yo quedaré frente a ti, haciendo
"caballito".


Será como tú digas, mi niña.





Así llegamos hasta la mesa.



Joaquín jaló una silla y se sentó lentamente conmigo en
brazos; yo abriendo mis piernas poniendo muy cerca de su lanza mi adolorida
panocha recién desvirgada.



Jaló el pastel. Como yo daba la espalda a la mesa, él lo
partió y me lo daba en la boca.



Empecé a estimularlo moviendo mi bajo vientre. De repente su
pene, que había estado flácido, reaccionó y volvió a ponerse tan duro como hacia
un momento.



Me moví un poco para aprisionar esa lanza con nuestros
abdómenes.



Yo, horquetada entre sus piernas, pude ver que su mástil, en
mi exterior me pasaba arriba de mi ombligo.



Su pene y sus pelos estaban manchados con mi sangre y su
semen.



Lentamente, pues me era un poco doloroso, me paré apoyándome
en mis pies y con mis piernas abiertas, sin meter las manos, con mi hoyito
adolorido busqué la punta del pene de Joaquín.



El pene de Joaquín, erecto, es muy recto.



Cuando sentí que la punta de la lanza tocaba de nuevo mi
abertura me senté poco a poco.



Hacia poco más de una hora de mi desvirgación.



Aguantando el dolor de la segunda penetrada me fui sentando
lentamente hasta que sentí de nuevo los pelos de Joaquín tocando la uvita de mi
clítoris, y sus huevos tocando mi culito.



Empecé yo misma un lento vaivén. El dolor no me permitía dar
más.



Es indescriptible sentirte poseída por el hombre que amas, y
que al mismo tiempo éste te esté besando en los labios, en el cuello, en mis
senos aun no desarrollados.



Es indescriptible sentir que los brazos poderosos de tu
hombre te aprieten mientras su lengua se introduce en tu boca y su "cosota" te
destroza las entrañas.



Yo subía y bajaba…. Subía y bajaba…. Subía y bajaba…. Subía y
bajaba…. Subía y bajaba….



Volví a sentir que un río de placer me inundaba mi interior y
que fuertes descargas eléctricas recorrían todo mi cuerpo.





¡Oooooogggghhhh….! ¡Joaquín, me corro..!


Córrete, mi vida, esto es para ti un doble regalo de
cumpleaños, córrete!


¡Oooooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo, papá, me estoy
corriendo…! ¡Es fabuloso, Joaquín…!


Córrete, mi vida, es tu cumpleaños, córrete todo lo que
quieras…!





Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda
afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera….
Toda al fondo, casi toda afuera…. Toda al fondo, casi toda afuera….





¡Córrete, papá, dame de nuevo toda tu leche en mi
panocha…. Dame toda tu leche de nuevo…!


¡Oooooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo, mi vida, me estoy
corriendo…!


¡Si, papi, siento tus chorros que me inundan otra vez…
inúndame toda, inúndame toda….! ¡aaaaahhhhhhh….!


¡Oooogggghhhh….! ¡Me estoy corriendo…! ¡Oooooogggghhhh….!
¡Me estoy corriendo…!.


¡Dame toda tu leche, papi, dame toda tu leche….!





Sin sacarla, papá me trasladó de nuevo a la cama. Con mucha
delicadeza y aún sintiendo el palpitar de su pene en mis entrañas, me recostó
quedando él sobre de mi.



Poco a poco lo extrajo y papá soltó el llanto.





¡Hija…!, mi vida, ¿qué he hecho…?


Has hecho lo que yo he querido… te amo…. No llores…





Yo, acostada en la cama, tenía aun mis piernas abiertas. Papá
veía mi vagina y se daba cuenta que me había destrozado.





Te he hecho mucho daño, mi amor. Debes haber sufrido
mucho. Tienes tu cosita destrozada.


Si tú no me lo hubieras hecho, otro lo hubiera hecho… Me
ha dolido, es cierto, pero he vivido más el placer se sentirte dentro de mi.


Es que tienes tu chochito destrozado… ¿lo quieres ver…?


No puedo verme, papi…. Tengo esa parte adolorida y no me
puedo mover.


Traeré un espejo y lo pondré de tal forma que te verás lo
que te he dañado. Por eso lloro, mi amor… por eso lloro.





Papá trajo el espejo del baño, lo colocó entre mis piernas y,
efectivamente pude ver que el hoyito que yo había tenido hasta esa mañana, había
desaparecido para dar paso a un agujero sangrante, ancho y profundo.



Pasaron los días. Lo sangrante desapareció. El dolor fue
parte de la historia.



El pequeño hoyito jamás volvió a ser.



Para evitar un embarazo no deseado, Joaquín recurrió a la
vasectomía.



Y desde entonces, hace 6 años, Joaquín y yo nos damos amor
diariamente. Somos amantes perfectos.



Si te ha gustado esta historia, puedes enviarme tus
comentarios al siguiente correo:
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 2
Media de votos: 9.50


Relato: Romelia (2)
Leida: 21202veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
mobil porno
porno italiano 3G gratis
bahis siteleri
erotische geschichten
online bahis siteleri
wso shell
yerli porno
izmit escort



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .