webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Historias verdaderas


 


Relato: Historias verdaderas

  

Psicolocuxxx




Esta es la primera vez que escribo algo así, y no siento que
sea lo mejor, pero algo dentro de mí me impulsa a hacerlo, ese pequeño gusanito
llamado morbo es el que me dice que escriba algunas de las historias totalmente
reales que he escuchado.



Me presento con ustedes, mi nombre no importa, solo baste
decir que tengo 20 años de experiencia en el terreno de la terapia de pareja, o
terapia sexual y que a lo largo de este tiempo he escuchado infinidad de
historias de todo tipo: Infidelidad, abuso, intercambios, violaciones, incesto
etc. y hoy quiero compartir alguna. Quiero decirles que estas historias son
reales todas, claro que voy a aderezarlas con algunas palabras mas o menos para
hacerlas atractivas, pues algunas me las confiaron muy escuetamente, o con mucho
dolor, y algunas mas, aun que pocas, con gozo. Dentro de este andar por las
confesiones humanas, he logrado darme cuenta que soy vouyerista, fetichista así
que probablemente algunas historias lleven este sello y repito, algún toque
personal, pero la esencia de todas ellas, es real. Las contaré como a mí me las
han contado, en 1ª persona.



La primera historia es la de una Señora llamada Laura, ella
tiene ya algunos años actualmente, pero de joven era muy guapa. En el año de
1975, la señora Laura contaba con 17 años y se considera que fue abusada, y a
pesar de que esto no es por lo que viene, cuando lo mencionó la fui llevando a
que me contara con los detalles mas importantes su experiencia.



Cuenta mi buen amiga, que cuando era una jovencita su mama
tenía que trabajar de enfermera, y al ser divorciada y ella su única hija, tenía
que pasar mucho tiempo sola en un departamento que rentaban allá en el DF. Casi
siempre estaba sola de las 2 de la tarde que regresaba de la escuela, hasta las
10 de la noche que llegaba su madre, y solo le hablaban a un vecino que estaba
enfrente de su departamento, un viejo de 45 años, pelón, pero muy fuerte para su
edad, ya que el tipo se la pasaba todas las mañanas en el Gym. Su trato solo era
de saludo y algún favor ocasional de ambas partes y ya.



Un día Laurita regresó del colegió sedienta por el calor tan
terrible que asolaba a la capital, lo único que anhelaba era refrescarse un poco
pero... ¡sorpresa! Mamá había olvidado comprar el garrafón del agua y no había
una sola gota en casa. Busco por toda la casa y no encontró como mitigar su sed,
así que trato de esperar a que regresara el agua, pero a las 6 de la tarde
todavía no sucedía, ella tenía dinero, pero su mama, una mujer de carácter
fuerte y muy castrante, le tenía prohibidísimo salir sola de casa, así que la
única solución que se le ocurrió fue salir y pedirle un poco al vecino. Lo pensó
mucho, ero al fin se decidió. Cuando toco la puerta con su vasito de cristal en
la mano, se sentía muy nerviosa, finalmente el tipo abrió la puerta y escucho su
petición.


–Claro que si nena, pásate-


-No señor, aquí lo espero-


-No como crees, pásate y te la doy adentro-


-No de verdad, lo espero aquí, mamá se va a enojar si entro-


-Tu mama no tiene que saberlo, y si no entras, no te la doy-



Un poco contrariada se fue y cerro su puerta, pero a las 7 de
la noche ya no aguantaba la sed y además no había indicios de que llegara el
agua. Así que decidí ir otra vez con el vecino, y esta vez si paso.


-Así que te decidiste verdad? Pásale, no le diré nada a tu
mamá... la quieres con hielo?


-Si por favor... -



Cuando pasó, se quedo helada, y no por el agua, pues el tipo
estaba sirviéndosela en la cocina. Pero en la tele estaba algo que la conmovió
de pies a cabeza... Una película pornográfica. Laura era una niña muy limpia a
sus 17 años, pero las platicas con sus amiguitas habían despertado su curiosidad
a temprana edad, en algunas noches sus dedos traviesos habían buscado su
entrepierna, dándole un poco de alegría, pero nada mas, su inexperiencia le
impedía satisfacerse completamente y sus complejos de culpa no le permitían las
repeticiones constantes para lograr la perfección, así que todo se limitaba a
sus toqueteos torpes y las charlas con sus amigas que despertaban su imaginación
y fantasía.



-Te gustan las películas?... pásale, si quieres verla quédate
un rato-





No sé... ya es tarde-


-Como quieras, si quieres quédate en la puerta y cuando
oigas que viene mamá te vas-


-Eesta bien-






Laura no recuerda cuanto tiempo estuvo ahí parada, debe haber
sido como una hora, pero lo que nunca olvidará son los jadeos de la Rubia siendo
penetrada por alguien que en su ingenuidad ella le dio el papel de esposo.



-Cuándo quieras puedes venir a verlas, tengo varias, de
acuerdo?-



Fueron las palabras de despedida del sujeto.



Esa noche Laura no pudo dormir, se toco como nunca, pero con
los mismos nulos resultados, solo sentía rico, pero no terminaba. Todo ese fin
de semana que mama estuvo con ella no pudo apartar de su cabeza las imagines, y
el lunes al regresar de la escuela, solo dejo sus cosas y fue con el vecino otra
vez.



-Pásale, te estaba esperando- Y la sentó en el sillón, esa
tarde y varias mas Laurita fue al departamento del tipo y se la paso viendo
películas, el tipo nunca intento nada en esas, cree ella, dos semanas, pero un
lunes el le dijo:



-Oye preciosa, tu vienes y te diviertes, pero y yo?? Que te
parece si te desnudas para que yo te vea y así nos divertimos los dos he? Puedes
sentarte en el sillón y masturbarte si quieres, yo solo te vería, que te
parece?-



Laurita se sintió ofendida y de inmediato se salió azotando
la puerta. Pasaron los días, y la mente de Laurita era un caos, su cuerpo le
pedía una satisfacción que sus infantiles dedos no le daban, y su mente añoraba
esas imágenes que le habías despertado la mente. Finalmente accedió y se
presentó ante el individuo aquel.



-De modo que te decidiste... pásale y... desnúdate.



Laurita sintió mucha pena, pero su deseo era muy fuerte, así
que pasó y se quedó a mitad del camino con sus manos juntitas y su carita
mirando el suelo



-Te desnudas... o te vas?



-Esta bien- Lentamente llevó sus manos hacía atrás para
desabrochar su vestidito. Era uno blanco, casi infantil, de mangas abombadas y
un moñito atrás. Lo desabrocho y lo dejó caer. El cuerpo de Laurita, según
cuenta ella, a esa edad ya estaba muy desarrollado. Según me cuenta, ya sus
pechos eran totalmente redondos y su cadera ya tenía forma, además su trasero
estaba bien formado ya, así que cuando cayó al suelo su vestidito se sintió muy
apenada. Se quedó en su ropita interior tratando de que el tipo le permitiera
quedarse así, cuando le pregunte que traía abajo, lo recordó bien: "Un bra
rosita, y un calzoncito azúl"



-Toda- Dijo el tipo y se desabrocho su bra, saltando sus
pechos redondos y erectos por los nervios y tímidamente bajo su calzoncito y lo
deslizó por sus piernas. Su coñito, según me lo describe ella, era casi
peloncito, pero una suave pelusita se asomaba y lo ensombrecía un poco, pero muy
poco. Se fue a sentar y pasó así toda la tarde, sin que el tipo intentara algo,
esa tarde y varias mas.



Una tarde que estaba sentada viendo como un negro enorme
desfloraba por atrás a una mujer, el viejo le paso el brazo por su espalda para
tomarle un pecho y comenzó a besarle el otro así nada mas, sin avisarle nada.



-Noooo déjeme por favor... no¡- Dijo ella y trató de
apartarlo empujándolo por el pecho Pero el tipo le dio dos o tres chupadas en
sus pechos antes de bajar su mano y pasarlo por en medio de sus piernas, su
reacción la desconcertó, pues en lugar de apretar las piernas, las abrió para
que el viejo la acariciara mejor. Le toco todo el conejo, se lo apretó y le paso
un dedo por su rajita y ella solo emitió un pequeño gemido cuando el tipo chocó
con su himen intacto...



–Oouhhmmm-


-Quintito eh?- Esta frase no la entendió la pequeña Laura
hasta muchos años después.



Después el viejo se bajo, le abrió las piernas y hundió su
rostro en medio de ellas para comerle su pequeño bollo.


-¿Queee haceeee... mmmhhh... mmmmhhhhaaasssss...
maaassssss... no paree por favooor-



El tipo le succionó el conejo de tal forma que por fin
Laurita saboreó las mieles de un orgasmo y se convirtió en una mujer.



-Hayyy señor... que me hizooo?-


-Lo mismo que tu vas a hacerme ahora... a ver putita...
comete esto-



Y le puso su tronco a unos centímetros de la boca. Laurita
solo cerró sus ojos y abrió su boquita, según sus propias palabras "por primera
vez sentí el poder de una verga en mi boca"


-Aahhh que ricos labios tiene la putita-



Así la tuvo un pequeño rato y después se la retiró de su
boca.



-Haber pequeña, ahora quiero que me des las nalgas-



Laurita no contestó, pero recuerda que pensó, que en el
estado en que se encontraba, era capaz de darle la vida si se la pedía. Así que
cuando le dijo que se pusiera como una perrita, Laurita ni chisto. Sintió como
el tipo le ponía un poco de crema en su horto y después oyó como el tipo se puso
en su pene también. Ella permaneció nerviosa con su rostro entre sus brazos,
cuando sintió el primer contacto de un pene en su, hasta ese día, delicado
anito. Cuando el tipo le dio el primer empujón, Laurita sintió que se le salían
los ojos del dolor.



-Haaayyyyy nooooo... yaaa no quiero... saquéelo por favor,
saquelooo¡¡¡¡-



Quiso correr, pero el tipo la tenía bien agarrada de los
hombros y no la dejo ir



-Por favvvorrr... saquemeloooo-



Laurita recuerda que se la metió toda de tres empujones, uno
para la cabeza, otro que no sabe hasta donde y el tercero, cuando sintió que las
bolas del tipo, golpearon su almejita. Recuerda que comenzó a llorar, pero
después de unos cuantos mete y saca y cuando su culo se amoldo a su cruel
invasor, comenzó a gozarlo.



-Haayyyyy buuu buu... no se maloooo sniff
saquemelooooo...bbuu sniff mmmmhhhh haaayyyy buuu buuu mmmhggg que dolor....
mhhh que riiicoooo mhhhh masss señor... no pare señoorrrr masssss-



-Te gusta bebe?


-Sssiiii... siiii señor-



-Ok niña buena, no le vas a decir nada a mama, verdad?


-Nooo señor... se lo prometoooo... no le digo nada... pero
deme mas-



Y así perdió la inocencia la buena Laurita. El tipo nunca la
desvirginó por adelante, tal vez para no tener problemas, pero durante dos años
Laurita fue visitante asidua del tipo aquel, según su relato, tiempo en el que
lo hicieron de mil formas, pero siempre por el culo. Dice Laura que a veces solo
entraba y no la desnudaba, la ponía empinada sobre la mesa, le subía el vestido
o la falda, y le bajaba el calzón o se lo hacía a un lado y le daba por atrás
ahí mismo, otras veces si se desnudaban y se pasaban horas haciendo el 69, o
solo la sentaba sobre de el para que ella viera la televisión mientras el la
penetraba. La historia termina cuando a la mama de Laura le entregan su casa del
Infonavit y se cambian de ahí. Si les queda curiosidad, Laurita es desquintada a
los 27, por un novio que aprovecho la ocasión una tarde en casa de ella, después
de intensos manoseos. Laurita vive una vida sexual plena, y recurre a un
psicólogo para aliviar unos problemas de depresión, de los que esta saliendo muy
rápidamente.



Bueno amigos, me despido, espero que les haya gustado y
pronto seguiremos con otras historias.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 189
Media de votos: 7.38





Relato: Historias verdaderas
Leida: 145865veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis