webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Noche de estrenos camino de la playa


 


Relato: Noche de estrenos camino de la playa

  

Primera parte: La experiencia de ella.


Él me había masturbado en el coche muchas veces mientras
conducía. Tiene una gran habilidad para hacerlo, maneja el volante y cambiaba
las marchas con la izquierda sin problemas. Y yo me abandonaba al placer de
sentir que todo se mueve a mi alrededor. Siempre me excita mucho que me toque
así, me pone muy caliente. Unas veces acaba conmigo en el mismo coche y otras
sólo me prepara para lo que vendrá después, una vez fuera del coche.


Esta vez íbamos camino de la playa, era una noche muy
calurosa y queríamos bañarnos en el mar a la luz de la luna y hacer el amor
sobre la arena. Él nunca lo había hecho en la playa y llevábamos tiempo
persiguiendo la oportunidad de poder hacerlo.


Estábamos de vacaciones en Alicante pero habíamos decidido ir
a pasar el día a Murcia y conocerlo. Comentamos que Murcia era una de las pocas
comunidades en las que todavía no habíamos hecho el amor. Es como un juego, nos
gusta llevar la cuenta de las ciudades y comunidades autónomas en las que hemos
hecho el amor.


Él ya llevaba unos km jugando con mi clítoris, dedicado a que
el viaje fuese mucho más que un viaje y mientras me iba poniendo más y más
caliente se me ocurrió decirle que yo nunca lo había hecho en un coche. Él me
miró sorprendido - ¿Nunca?– A él le parecía increíble. Me contó que durante
mucho tiempo fue el único sitio que tenía para hacerlo y la verdad es que mucha
gente que conozco me ha dicho lo mismo pero a mi siempre me había parecido
demasiado vulgar y por suerte siempre he tenido otro sitio mejor donde ir. Sin
embargo ahora lo veía como una fantasía de lo más excitante, una experiencia que
no me quería perder. Y se lo dije. Y él accedió a hacer mi fantasía realidad.


Él seguía conduciendo y yo seguía disfrutando de sus
caricias. De repente vimos el cartel de "Bienvenido a Alicante", dio un frenazo
y saliendo de la carrera me dijo – cariño, vas a ser follada en un coche y en
Murcia.-


Dimos la vuelta, y tras pasar el cartel de "Bienvenidos a
Murcia" volvimos a salir de la carretera y entramos por un camino de tierra
hacia una huerta de árboles bajitos que no sé de que serían pues la oscuridad de
la noche no nos permitía ver más allá de los faros del coche. Lo que sí que vi
era la señal de prohibido y que advertía que era un camino particular.


Yo estaba disfrutando a cada paso, saboreaba la situación con
detalle. Me divertía lo furtivo de la situación, ver como buscaba el lugar
adecuado para parar el coche y como había apagado los faros para no ser vistos
(menos mal que había una luna llena increíble) y como en definitiva manejaba la
situación y me conducía a mi nueva aventura. Algo tan sencillo y tan vulgar pero
que ahora me parecía excitante, emocionante y hasta importante.


Cuando paramos nos pasamos a los asientos de atrás.
Afortunadamente el coche que nos dieron en la agencia de alquiler era muy
amplio, un Citroen Picasso. Enseguida nos quitamos la ropa. Él estaba sentado y
yo recostada sobre él a lo largo de los asientos de forma que mientras me besaba
apasionadamente, con un brazo me abrazaba y con él otro continuaba lo que había
empezado 10 km antes: sus dedos acariciaban mi clítoris de una manera sublime.
Ya estaba tan excitada que apenas le dejé hacerlo un minuto – si sigues así
cariño me voy a correr ya mismo, - pues no te toca todavía- me contestó él y
paró. Yo deje de besarle y bajé mi boca hacia su polla para comérmela, pero
tampoco me dejó hacerlo mucho rato, ambos estábamos muy excitados – a mi tampoco
me toca todavía correrme – dijo mientras se incorporaba y hacía que me acostase
sobre los sillones. Se arrodillo entre los asientos, estaba a punto de hacer lo
que tanto había deseado, sentí como se aceleraba mi pulso y como mi interior
palpitaba ávido de sentirle dentro. Y me clavó la polla entera, de una sola
vez.¡Dios que placer!. Comenzó a follarme a un ritmo tremendo y yo no podía
estar más caliente. Empezamos a sudar como nunca lo había hecho, el coche se
convirtió en una sauna, todos los cristales empezaron a empañarse, todo era como
lo había imaginado en mis fantasías, me moría de gusto. Sentía que en cualquier
momento me llegaría un orgasmo pero estaba disfrutando tanto que aunque no fuese
así no me importaría. Entonces él paró, estaba exhausto pero en sus ojos
brillaba la excitación y el deseo tanto como en los míos. Fue directo a chuparme
el coñito y de esta manera estallé de placer en un orgasmo tremendo, yo era
ahora el motor de ese coche y lo llevaba a 300 km/h por una recta infinita.


Cuando dejé de temblar volví a sentar a mi amor en el asiento
y le comencé a masturbar y a chupar, lo hacía con unas ganas tremendas
agradeciéndole lo que me estaba haciendo sentir y deseaba llevarle hasta el
orgasmo que merecía. Su polla estaba enorme y durísima, al poco rato era él el
que hacía que el coche temblase con nosotros.


Nos abrazamos empapados en sudor y nos reímos juntos de la
situación, no veíamos nada a través de los cristales. Yo posé la mano abierta
sobre uno de los cristales y la arrastré dejando la huella, imitando esa imagen
que siempre nos ponen en las películas, cuando lo único que se ve de la pareja
que hace el amor dentro es esa mano en el cristal empañado. Me sentía
protagonista de mi película. Estaba satisfecha y feliz como una niña pequeña a
la que han concedido un capricho.


Abrimos las ventanas para que entrara el aire, seguíamos
sudando y en vez de volver a vestirnos con la ropa que llevábamos decidimos
ponerlos los bañadores que teníamos guardados en el maletero.


Acababa de hacer realidad una de mis fantasías, ahora tocaba
hacer realidad una de las suyas así que seguimos nuestro camino hacia la playa.


 


Segunda parte: La experiencia de Él.




Dicen que siempre hay una primera vez para todo, la verdad es
que con ella ha habido muchas primeras veces y presiento que las seguirá
habiendo.



Una de las muchas cosas que yo todavía no había
experimentado, era la de bañarme en el mar a la luz de la luna y desde luego aun
menos hacer el amor en la arena. Pues bien, un día cualquiera de esos que no
paramos de hablar, ella me explico sus experiencias en ese campo. Mientras me lo
contaba mi imaginación ponía las imágenes y la envidia sana me corroía, no me
hizo falta pedirle que lo hiciera conmigo, ella misma se ofreció y decidimos que
buscaríamos la oportunidad para iniciarme en el terreno.



Pasaron varios meses y un día de finales de verano surgió la
ocasión. Habíamos pasado todo el día haciendo turismo por Murcia, previo paso
por Cartagena, que aunque no visitamos a pie, nos dio mucho que hablar durante
todo el viaje. De regreso hacia Alicante planeamos ir a la playa esa misma
noche, por el camino también hubo una primera vez para ella, pero eso ya os lo
ha contado ella misma.



No recuerdo que hora seria cuando llegamos a la playa, mas o
menos media noche, como es lógico estaba casi desierta, brillaba una maravillosa
luna llena que daba la luz justa para vernos en la oscuridad. Solo llegar nos
desnudamos íntegramente y nos acercamos al mar para bañarnos, el agua estaba
caliente, el oleaje era un poco fuerte y el fondo muy irregular, era dicifil
mantener el equilibrio. Con todos estos ingredientes ni que decir tiene que el
chapuzón resulto de lo mas divertido, después de los primeros saltos y juegos
vinieron los abrazos, los besos y las caricias, nuestra temperatura empezaba a
ser mas alta y entre besos y carreras decidimos salir del agua para secarnos.


Una vez en la arena, nos tumbamos abrazados y los besos y
caricias fluían sin parar, mi excitación era ya mas que suficiente para hacerle
el amor a esa mujer tan maravillosa como el mar que nos contemplaba, pero antes
de eso quise disfrutar de una de las partes de su cuerpo que más disfrutamos los
dos, y durante un buen rato hundí mi lengua en su preciosa rajita y no cese en
mi disfrute hasta estar bien seguro del suyo.


Llegado este punto, lo que más me apetece es hacerle el amor
y siempre le digo que después de sus orgasmos, el premio es clavársela hasta lo
mas profundo, lo cierto es que el mas premiado soy yo. Pues bien, así lo hice, y
un mar de sensaciones me recorrió el cuerpo, por un lado sentía su cuerpo en el
mío dándome todo el placer que se pueda imaginar, por otro veía su rostro entre
la oscuridad iluminado por la luna, y a la vez sentía la brisa, que más podía
pedir, era mi primera vez, pero vaya primera. Pasados unos minutos mi cuerpo
noto sin remedio que mi placer llegaba hasta el éxtasis, levante mi mirada hacia
la luna y disfrute del mar de la brisa, de la arena y sobre todo de ella.



Nunca olvidare aquella primera vez, y estoy seguro que algún
día volveremos amarnos de la misma forma, manera y lugar.


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Noche de estrenos camino de la playa
Leida: 20595veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
bedava porno
Curso Doblaje
It developer
porno italiano 3G gratis
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .