webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La última campanada de 2004


 


Relato: La última campanada de 2004

  

Son nuestras primeras navidades juntos. Solo llevamos cinco
meses conviviendo y me siento muy feliz. En estas fechas, hemos tenido nuestras
primeras discusiones, si esas clásicas de las parejas que no logran llegar a un
acuerdo respecto al reparto entre las familias en estas entrañables fechas.


Odio estar enfadados por esta tontería... hoy es día 31 de
diciembre y al final por cabezonería de los dos cenamos solos en casa, que
lamentable, solo me falta ponerme una bata de guatiné, unos rulos y cenar una
tortillita francesa....


Reconozco que llevo un par de días totalmente insoportable,
pero no me parece ni medio normal que nos comportemos como un par de crios, pero
no consigo hacerle entrar en razón. En esta relación al final siempre soy yo la
que cedo...


Se ha pasado toda la tarde de hoy con sus amigos, fuera de
casa, enfadado, enojado, desagradable, antipático, frío, distante, ausente...
pero que tendrá el amor que yo le quiero!!! Y este año ya lo digo yo, que no lo
acabamos así...


Desde el quicio de la puerta observo el salón de nuestro
apartamento, me ha quedado entrañable, cálido, afectuoso y huele a su tierra, sé
y me consta que no podrá contener su emoción. Y es que los gallegos son así, se
tornan orgullosos y cabezones, pero cuando entre e inspiré sé que hasta alguna
lágrima podría brotar de su mirada.


Ahora veo al fondo nuestro árbol, decorado con rojas bolas,
luces amarillas que parpadean intermitentemente, todo nuevo, tan nuevo como
nuestra convivencia... y me emociono...


Miró la mesa, decorada con las velas, con un centro navideño
hecho con piñas, plateado espumillón... esa cristalería fina que nos regalo su
madre, transparente y delicada... la bonita vajilla que nos regalo la mía ( no
vayamos a fastidiarla por un desequilibrio familiar en la mesa)...


Bogavantes, percebes, cigalas, gambas, nécoras,
carabineros... el mar cantábrico en el salón. Repaso cada detalle, en el
frigorífico se enfria el Alvariño... todo sigue su curso...


Con una toalla que envuelve mi morena y mojada melena me miró
en el espejo, soy supersticiosa, si, quizá tener un novio como él durante tantos
años me ha hecho creer en las meigas, no sé, pero tengo mi mini tanga rojo
preparado sobre la cama, al igual que un sencillo pero sensual vestido negro...


 


Estoy nerviosa, acelerada, tan inquieta como si fuera una
nueva conquista a la que esperara, me muero de ganas de ver su cara cuando entre
con el ceño fruncido, esperando encontrarme caprichosa y enfadada sobre el
sofá... pero esa no sería la mujer que lo ama... esa sería otra, solo pensar de
que color se vestirá su sonrisa hace que lleve toda la tarde sin parar de
trabajar pensando que probablemente sea la mejor noche de toda mi vida...


Peino mis pestañas, alargándolas y observo como mis oscuros
ojos brillan de forma especial. El ruido del ensordecedor secador me pone
nerviosa, porque si en ese momento entrara por la puerta yo no me enteraría y
perdería su encanto. Me doy más prisa que nunca en quitar la humedad a mi
cabello. Coloreo mis labios suavemente y doy un toque de luminosidad a mis
pómulos.


Envuelvo mis delgadas y largas piernas en unas medias que
terminan en la mitad de mis muslos y me alzo sobre mis tacones. No está bien que
lo diga, pero a pesar de haber dejado mis sutiles rizos sobre mi cara, tengo el
guapo subido...


La sala está de ensueño, en el fondo debo reconocer que soy
una romántica...me doy cuenta que una de las velas se está consumiendo, la
cambio por una nueva. Apago la luz, y en la oscuridad resaltan los símbolos de
la estética, el arbol, la mesa...


Inquieta me asomo a la ventana, tengo los carrillos muy
calientes y las manos frias, siempre me pasa cuando estoy nerviosa... una
nieblina rodea las luces de las farolas, son las 20.30. Familias completas
montan en sus coches hacia algún destino, cada vez menos gente pisa el asfalto
de la gran ciudad... huele a Navidad.


Veo las luces de mis vecinos encendidas, de colores, mucha
gente en los salones, niños que corretean, y me siento algo nostálgica,
recordando como durante los 28 años de mi vida fueron mis navidades, rodeada de
mi familia, con villancicos, guisos... y ahora solo un montón de velas me
rodean... la nostalgia me invade. Entra por mis fosas nasales cuando saco la
cabeza a través de mis cristales y se expande por todo mi cuerpo hasta casi
ahogar mi corazón...


Escucho las llaves entrando en la cerradura, con velocidad
cierro la ventana y me quedo sentada en el sofá, desde donde diviso a la
perfección su cuerpo con los ojos brillantes, húmedos de añoranza y ahora de
expectación, su cara, la de ese amor infantil que formo parte de me vida desde
la adolescencia y ahora se representa tras un atractivo hombre, masculino, y con
un corazón que se refleja en su mirada...


Su expresión lo dice todo, y es tanto lo que transmite que
cualquier palabra, aunque se tratara de una novela entera no podría describir lo
que yo en él leo. Deja caer el peso de su cuerpo sobre la pared y veo como se
siente mal... no buscaba ese efecto en él, quería hacerle feliz...


Pero sus lagrimas riegan una sonrisa llena, completa... como
si de un reflejo se tratara mis labios sonrosados también la esbozán y me
avasalla con un beso, un beso como solo lo daría un gallego, apasionado, tierno,
sensual, profundo y lleno de amor... y sus manos bajan por mi cuello como si
alguien intentara raptarme y fuera a desaparecer de su vida... sujeta mi cabeza
y siento su lengua llegar hasta el fondo de mi ser, sus dientes apresan mis
inflamados labios y sus ojos abiertos se clavan en mi. Mi pulso es tán rápido y
fuerte que noto como pegado a su torso parece dar un masaje cardiaco a su
corazón...


Sus manos quieren envolver mi cuerpo entero, de fondo suena
la voz del recuerdo de lo que tanto deseo él tener esa noche, y que yo por mi
rudeza y él por su tozudez hizo que el destino nos brindara algo nuevo...


Se aleja de golpe, los impulsos se adueñan de él y con una
sonrisa me dice todo lo que durante una semana calló, encerrado en el baño
durante 35 minutos, salé de detrás de esa puerta el hombre más atractivo que
jamás pude poseer, con un aroma que me gritaba, llamándome por mi nombre para
que me alojara bajo su perfumada piel...


La cena es deliciosa, comemos, bebemos y me siento bajo
nuestro techo a solas... como la mejor forma para acabar el año, brindamos por
tantas y tantas cosas...


Entre los dos quitamos la mesa, con los restos de todo lo que
habiamos rechupeteado, pude ver como sus labios aprisionaban cada pedacito del
jugoso marisco y se volvían colorado intenso. Encendemos la tele, y con nuestras
doce uvas no ponemos frente al televisor...


Él detrás de mí, agarra mi cintura, mientras los
presentadores de toda la vida llenan de felicitaciones sus labios, yo permanezco
ajena, sintiendo el tacto de cada uno de sus dedos en mi piel, sobre la suave
tela....


Su mano va subiendo, hasta rozar la parte baja de mi pecho,
siento un gran placer, llevaba dias extrañando sus caricias. Su cabeza se
agacha, llena de besos mi cuello, y yo me dejo vencer.


El plato cae al suelo con las uvas, el más delicadamente lo
posa sobre el sofá, se deshace de mi vestido y me deja de pie, frente a su
vista, sobre mis zapatos, con el tanga, las medias y mis pechos pequeños,
erguidos desnudos esperando con ansia cualquier minuto de atención...


Comienzó a desabrochar su camisa, los nacarados botones se
enredan entre mis dedos, juguetones y esquivos, debajo de la ropa asoma su piel,
extremadamente suave para ser masculina, morena, adornada con vello escaso entre
sus dos pechos...


Siento la necesidad de abrazarme muy fuerte a él, y dejar que
mis pechos se aprisionen contra su torso, se fusionaran nuestras temperaturas,
la una con la otra... de fondo suenan los cuartos.. dong dong...


Sus manos rápidas se precipitan sobre mi mínimo tanga
bajándolo y quedando este por mis rodillas, mientras sus dedos juguetones
intentan acceder a lo que mi hinchada vulva oculta tras sus prietos y jugosos
labios...


Cuando las yemas de sus extremidades rozan mi clítoris las
rodillas se me doblan haciendo un amago para tumbarme en el suelo del salón...
de reojo, mientras su lengua pinta mi sexo de pasión con brochazos certeros,
pude ver a través de la caja boba como la Puerta del Sol reventaba de gente con
gorros y abrigos... mientras yo abandono mi cuerpo al más grande placer que
nadie me pudiera brindar....


Ahora solo puedo ver ver el reloj, la primera campanada esta
sonando, la mayor parte de España tendría su boca llena de jugosas uvas, que
encerraban entre sus dientes y extraían un dulce zumo... mi boca esta vacía solo
era un instrumento para jadear... pero la de él, como si de una uva se tratara
mi sexo, extrae en los últimos segundos del 2004 los mejores fluidos de mi,
dulces de amor, densos de pasión...


Me mordisquea, y con la punta de su lengua hace circulitos
presionando, mientras sus manos están abriendo mi vulva para deleitarle con la
sonrosada visión... El efecto de alcohol nos ha hecho presos de una pasión
desenfrenada. Hunde su cabecita dentro de mi e inspira fuerte, como si estuviera
esnifando una de las más adictivas drogas.


Sus caricias tan precisas y perfectas arrancan de mi un
profundo orgasmo que se simultanea con la última campanada que nos trae un nuevo
año.


Cuando llego al climax, el siempre apoya sus labios sobre los
menores de mi vulva y hace un gesto similar al que hace cualquier ser infantil
cuando sorbe por una pajita... me encanta irme con su cabeza entre mis piernas,
y su lengua introduciéndose dentro de mi dilatada vagina rebañando los últimos
retazos de placer que desprende mi ser...


Sus manos están ascendiendo por mis caderas, hasta cada mano
ser la funda perfecta para cada uno de mis senos. El barullo de la televisión
cada vez es más fuerte, los grupos de moda, cantan entre serpentinas, y él
rápido y apropiado alza el brazo para alcanzar el mando y apagar esa
distracción.


Se entretiene en mis erectos pezones, rosa oscuros, como si
de dos grosellas se trataran, su lengua estimula esa zona erogena y yo me siento
flotar en el mejor de los paraísos...


Intento desnudarle, colabora y consigo descubrir entero su
torso, mis manos se hacen hueco entre nuestros vientres para desabrochar el
cinturón de piel que le regale por su cumpleaños y que tanto le gustaba... con
alguna que otra dificultad lo consigo.


Es complicado concentrarse mientras succiona mis pechos, pero
mis ganas de amarrar con mi mano su sexo, que noto erecto, duro, empalmado sobre
mi pierna hace que acabe con todos lo obstáculos...


Su lengua sube hasta mi garganta, mordísquea mi chiquita
barbilla y acaba premiándome con un beso de ensueño. Mientras siento como guia a
su polla con otra de sus manos dentro de mi... alzó la cabeza y veo sus pequeñas
y redondas nalgas desnudas...


Mis piernas sobresalen a cada uno de sus lados cubiertas por
las medias, y sus pantalones aun presos en sus extremidades quedan a la altura
de los tobillos pareciéndome muy morboso...


Haciendo fuerza con el cuello puedo ver como su trasero cada
vez se esta pegando más a mi sexo, y empiezo a notar como su inflamado glande se
abré paso con autoridad y sin duda por el tunel que lleva hasta dentro de
mi.....


Le encanta mirar mi cara mientras me la mete la primera vez,
lo hace lento, muy lento, disfrutando de cada parte del recorrido, aprovechando
mis contracciones automáticas, acariciando con sus dedos mis labios, y metiendo
la punta entre ellos hasta dar con mi lengua que lo acaricia con suavidad.
Cuando llega al fondo, se queda quieto, estático y pasa su mano por mi pelo y mi
cara como si fuera la mayor obra de arte...


En ese momento es cuando yo contraigo mis músculos, y le
aprieto, de forma sistemática repito la misma acción hasta que comienza un
vaivén en sus caderas que poco a poco se va incrementando al mismo ritmo que su
respiración... entonces mis ojos se tornan y me concentro en la sensación de su
polla frotando todo el interior de mi vagina... y enloquezco...


Aun más cuando apoya mis piernas sobre sus hombros, en ese
punto sus movimientos son más bruscos, profundos... arrodillado sobre el suelo
mi vulva choca contra su pelvis y mis frias y redondas nalgas descansan en sus
muslos mientras me folla como el mejor de los amantes. Sujeta mis tobillos y
mira mis piernas tintadas de negro por las medias... a veces deja caer una de
sus manos sobre el comienzo de mi rajita, empapada de sudor y placer y golpea
con decisión ese manojito de terminaciones nerviosas que lo coronan...
arrancando de mi los más sugerentes grititos mientras mis pechos botan y mi cara
se convierte en fresa, pasando a granada algo congestionada.


Varias veces siento el climax llamando a mi puerta, pero lo
contengo, tengo algo de sádica que hace que me guste alargar el tiempo hasta que
lo consigo. Coge uno de mis tobillos y quedan mis dos piernas apoyadas sobre el
mismo hombro hasta que me voltea. Quedo bocabajo, con las piernas abiertas, sus
manos envuelven mis nalgas y su cabeza se sumerge entre ellas, mientras su
lengua roza el oscuro agujero fruto del placer prohibido.


Su beso me estremece, mientras hace cosquillas en tan
delicada zona , dos de sus dedos entran dentro de mi vagina agitándose sin
cesar... mi cadera se eleva y contonea, mis ojos cerrados se abren y de fondo el
árbol de navidad reluce con esa melodía que acompaña al juego de luces con un
clásico villancico...


Casi me he colocado a cuatro, extremadamente excitada, sus
dedos índice y corazón se introducen en mi interior y se corvan hacia arriba, en
busca del anhelado punto "g", no sé si lo tengo, o si lo ha encontrado, solo se
que mientras lo hace despierta en mi unas elevadas ganas de orinar que me
estremecen, no para de estimularlo y mientras lo hace su hinchado miembro empuja
mi estrecho esfínter...


Todo eso me enloquece, nunca llegamos a completar la
penetración anal pero si jugamos en los límites del dolor, cuando brota de su
glande las primeras gotas de líquido preseminal me gusta que las deposite dentro
de mi trasero, y lo hace mientras empuja toda su gruesa punta...


Ya no son jadeos, son gritos, mis caderas bailan
insaciablemente, esa presión que ejerce dentro de mi sexo me saca de mis
casillas, convirtiendo mi deseo sexual en puro vicio, se contrae mi vagina de
forma repetida y rápida hasta que se aparta...


Estoy muy lubricada, ese movimiento siempre hace que entre
mis piernas brote un líquido trasparente bastante más fluido de lo habitual. Me
giro y veo como me pone su miembro en mi cara. Tumbada bocarriba, él ya se ha
deshecho de toda su ropa está desnudo e irresistible, sobre mi carita planta su
erecto pene y lo restriega por cada una de mis facciones. Abró la boca para
intentarlo alcanzar, pero se me escurre y lo más que logro es rozarlo con mis
labios.


Con sus manos se agarra, se la menea sutilmente y golpea mi
frente con su punta brillante, hasta que permite que lo envuelva con mi
calidez... succiono, y recorro desde la base hasta la punta con mis labios y mi
lengua, deteniéndome en el frenillo, el cual golpeo con el oculto y mojado
músculo...


Desde esta posición sus testículos rozan mis carrillos, con
mi mano los envuelvo, y dejo que uno de mis dedos roce su peritoneo, se que le
encanta... me concentro en hacerle una intensa y completa mamada, pero el parece
no querer terminar en mi boca, ni en mis pechos...


El interior de mis muslos esta empapado, casi como si hubiera
llegado a orinarme encima, pero no es cierto, todo es fruto del placer.
Impaciente vuelve a girarme y siento como de golpe introduce su polla dentro de
mi como si dos perritos estuviésemos hablando. Mis pechos cuelgan, mis brazos se
doblan y los duros pezones casi tocan el suelo. Se agarra a mis nalgas con
tantas fuerzas que creo que sus manos se me están quedando marcadas.


Esa posición me encanta, y por fin sin ya poderlo ni quererlo
retener la descarga me invade, obligándome a gemir, casi a aullar dejo mis
caderas quietas... de fondo el villancico sigue insaciable, al igual que él...
que siento como saca, como si estuviera desefundando su espada, su sexo de mi
interior y se corre encima de mis nalgas...


Una sonrisa se despierta en mi brillante rostro cuando siento
su tibia leche resbalar por mi piel, entre cada uno de mis glúteos, rozando mi
ano y acercándose suavemente hasta el comienzo de mi vagina. Sus besos cubren mi
espalda y deja su cuerpo caer sobre el mío... en mi oído... un susurro... FELIZ
2005 MI AMOR!!


 


 



NOTA: Felices fiestas para todos... os deseo mucha salud... y
que tengais un feliz año nuevo, lleno de suerte, de fantasía, algo de dinerillo
(jeje), amor, y como sería propio en una pagina como esta sexo... Pero ante
todo y sobre todo
salud para vosotros y los vuestros.!!! Besos.


Alesandra



 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: La última campanada de 2004
Leida: 21142veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
bedava porno
Curso Doblaje
It developer
porno italiano 3G gratis
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .