relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: DESVIRGADA A LOS 12 POR UN PERRO LLAMADO ROJO


 


Relato: DESVIRGADA A LOS 12 POR UN PERRO LLAMADO ROJO

  
Hola,me llamo DANA, 25 años,1.70mts de estatura,trigueña de ojos verdes,bonito cuerpo y bastante caderona. Soy veterinaria porque me apasionan los animales y la zoofilia.

Así como algunos hombres se enamoran de otros hombres, y algunas mujeres de otras mujeres, me parece normal que a algunos hombres y mujeres nos gusten los animales y tengamos con ellos verdaderas relaciones de amor y sexo.

Este relato, y otros que contaré más adelante, es auténticamente verdadero porque no tengo ningún interés en mentir. Lo hago para dar a conocer mi condición zoofilica y para animar a cualquiera que lo quiera hacer a que lo haga sin tabues, prohibiciones, ni falsos moralismos.

La Hacienda de mis padres está muy cerca de la ciudad. Allí hay ganado,caballos, burros,cerdos, y por consiguiente,perros,de diversas razas.

Nunca he tenido sexo con hombres porque no me apetece hacerlo y así se lo prometí a mi primer perro cuando me desvirgó, pero de vez en cuando me consigo un novio para evitar comentarios.

Me desarrollé a los 11 años y a los 12 tuve mi primera relación zoofilica y fuí desvirgada por un perro llamado ROJO, que se convirtió en mi preferido y en mi primer gran amor canino porque yo tambien lo desvirgué a él.

Todo comenzó en vacaciones escolares de mitad de año. Salí una semana antes que mi hermano menor (sólo somos dos) y de inmediato me llevaron para la hacienda. Yo quería llegar para ver a los caballos culiar a las yeguas, los burros a las burras y a los perros pegados a las perras porque me excitaba muchísimo y fantaseaba imaginándome clavada por cualquier animal que fuera macho.

Al otro día de mi llegada, sábado y quincena, los obreros quedaron libres y se fueron al pueblo a farrear o a visitar a sus familias. En la casa no quedó nadie a excepción de Isabel,la esposa del capataz o administrador ya que mi madre todavía estaba la ciudad esperando a que mi hermano saliera a vacaciones para llevarlo a la finca y mi padre se fue con el capataz a la ciudad a hacer algunas diligencias y regresarían bien entrada la tarde.

Yo tenía 12 años e Isabel como 22, bonita, algo pasadita de kilos, pero hermosa. Se encargaba de cuidar los cerdos y los perros. Ese día ella tenía una falda azul claro bastante corta y una blusa roja. Yo por mi parte tenía unas braguitas rojas, un short beige bien apretadito que dibujaba mi cuquita, una blusa anudada a la cintura y unos brassieres tambien beige.La acompañé a alimentar a los animales, cuando de pronto ví a un perro que montaba a una perra ajustandose con ella culo con culo. Isabel se puso inquieta y me preguntó si me gustaba y le dije que sí, y entonces me preguntó si me gustaría hacerlo y le respondí que sí pero que me daba miedo. Ella me tomó de la mano y me condujo a la casa diciendome:
-Ven conmigo y no teemas, ya verás lo delicioso que la vamos a pasar.

Silbó y llamó a dos grandes y hermosos perros por sus nombres, "NEGRO" y "ROJO", y los entró a la habitación.

- Yo lo hago con NEGRO y tú lo haces con ROJO (me dijo), que tambien es vírgen como tú, lo tenía reservado para mí, pero no importa, te lo cedo a tí.

Al ver semejantes perros me encendí de calor por todo el cuerpo y sentí que mi cuquita aun vírgen comenzaba a mojarse con ese líquido viscoso que siempre me moja cuando me excito porque lubrico en grandes cantidades.

Isabel se sentó, se subió la falda y NEGRO comenzó a olfatearla por los muslos y a meter su hocico buscando su cuca y su vagina. ROJO me miraba y se paseaba nervioso. Isabel me sentó a su lado y comenzó a tocarme mis teticas cuyos pezones de inmediato se endurecieron. Ella se quitó los panties y pude ver su cuca regordeta y rasurada, siendo lamida por NEGRO quele metía la lengua por la raja mientras ella se retorcía de placer. Me desabotonó mi short, me bajó la cremayera y me tocó mi cuquita por encima de mis panties diciendome:

- Oh Dios, qué cuquita tan bonita tienes y toda será para ROJO, verdad que sí?

Asentí con la cabeza y ella me quitó mis panties, metió un dedo en mi rajita, luego metió otro, los empapó con mis líquidos y se los pasó a ROJO por la nariz, lo que pareció electrizarlo porque movía la cola andando de un lado para otro a mi alrededor. Isabel seguía acariciando mis teticas y mi cuquita diciendome que para que dilatara y no me doliera mucho cuando ROJO me penetrara y me desvirgara. Suavemente me abrió más las piernas indicandole a ROJO que se acercara y éste de una vez comenzó a lamerme desde mis entrepiernas hasta llegar a mi cuquita aun vírgen, pero que ya pedía a gritos que la desvirgaran. Rojo me lamía y metía su lengua como carrasposa dentro de mi rajita cada vez más adentro y yo me abría más de piernas para que el me diera placer y y lubricara y saboreara lo que pronto se iba a comer.

Yo no podía más, deseaba ser poseída por aquel enorme animal cuya verga ya comenzaba a asomarse. Ya no me preocupaba si me haría daño o no. Sólo quería que me montara y me hiciera suya, que me poseyera y me preñara.

Isabel se colocó en 4 patas y me dijo que hiciera lo mismo delante de ella, quedamos frentre a frente,muy cerca y cara a cara. NEGRO la olfateaba y lamía su cuca por atrás. ROJO comenzó a hacer lo mismo conmigo y como si estuvieran de acuerdo, los dos nos montaron al mismo tiempo y comenzaron a buscar la entrada de nustras vaginas. NEGRO penetró a Isabel de una porque ya estaba acostumbrado, mientras que ROJO me seguía buscando y soltando chorritos que no sabía si eran de orines o de semen, lo único que sabía es que me excitaba cada vez más y quería sentirme ensartada por aquel animal y que me hiciera suya para entregarle mi virginidad y él a mí la suya.

La verga de ROJO tocaba mis nalgas y a veces llegaba a la entrada de mi vagina penetrándome un poquito. Isabel, ensartada como estaba por NEGRO, me dijo:

- Apoyate en los codos y sube más tu culito.

Eso hice, y ROJO me embistió de nuevo clavándome de un jalón la mitad de su verga. Sentí un ardor enorme y me quise soltar pero resultó inutil porque con sus patas delanteras se aferró más a mi cintura y me embistió con más fuerza penetrándome completamente. Aaaaaayyyyy grité sintiendo tres sensaciones al mismo tiempo: dolor, temor y placer.

Aquello fue de locura porque ROJO comenzó a embestirme a rápido y poderosamente que sentí como si una pero en sentido contrario se hubiera metido por mi vaginita recien desvirgada. Yo lloraba y gritaba pero Isabel me acariciaba y me besaba mientras permanecía clavada por NEGRO que la bombeaba sin cesar y a la vez< veía cómo ROJO me clavaba haciendome señora, o perra, arrancándome mi virginidad, entregándome la de él y depositando dentro de mí cantidades indescriptibles de semen caliente. A estas alturas ya había alcanzado 4 orgasmos, no me importaba el dolor que sentía, mi vaginita esstaba a punto de rebentar y podía sentir el émbolo que ella formaba alrededor de la bola de la vergota de aquel enorme perro que me tenía clavada y que no me quería soltar.

Esto que estaba viviendo era impresionante: Una mujer y una niña recien desvirgada, sometidas, humilladas, dominadas y clavadas por dos enormes perros que hacían con nosotras lo que a ellos les daba la gana y nosotras simplemente nos doblegábamos a su voluntad.

Rojo se quedó un momento quieto y yo sentía su verga palpitando dentro de mí. Sentí que su bola o pera invertida se engrandecía y me llenaba por dentro toda mi cavidad vaginal y de pronto explotó en grandes cantidades de semen en mi vientre que a pesar de que mi vagina estaba taponada y sellada por su verga y su bolota alcanzó a filtrar hacia afuera chorreandome muslos abajo revuelto con mi propia sangre. Yo apretaba y aflojaba mi vagina de tal manera que ROJO volviío a eyacular y tuve otro orgasmo que disfruté al máximo porque los dos estabamos acabando juntos.

Cuando reaccioné me dí cuenta que NEGRO se había girado y estaba culo con culo con Isabel, pero ROJO seguía con todo su peso encima de mí. Pasados como 10 minutos tambien hiso lo mismo, pasó una de sus patas delanteras por encima de mi espalda y se giró quedando tambien culo con culo y abotonado a mí. Isabel me dijo:

- Quédate quieta, que ellos se desabotonan solos.

Aunque me dolía yo seguía comprimiendo y aflojando mi vagina, algo que pocas mujeres hacen y sentí cómo ROJO de inflamó otra vez y me disparó su carga de leche que yo recibí con un placer inmenso ya que junto con él alcancé otro orgasmo.

Qué espectáculo, Isabel y yo en 4 patas, frente a frente, mirándonos, y aquellos dos perros ensartados en nuestras cucas y mirando a extremos opuestos a nosotras. Así permanecimos como 30 minutos hasta que NEGRO se safó de Isabel y se fue a un rincón a asearse la verga con la lengua y Isabel chorreando semen por su cuca y a 4 patas se colocó detrás de mí para mirar cómo ROJO seguía empotrado en mí y así permanecimos como 10 minutos más hasta que trató de safarse y me remolcó pero no pudo, un nuevo tirón y otra remolcada en vano, un nuevo tirón y P L O P, se safó, brotando por mi vagina ya no vírgen, manantiales completos de semen de ROJO mezclados con mis propios jugos y sangre de mi desvirgada.

Permanecí en 4 patas mirando a ROJO aseandose su vergota como de 20 cms., luego se me acercó y comenzó a asear mi culo y mi cuca con su lengua mientras NEGRO hacía lo mismo con Isabel. Ella me dijo:

-Deja que te limpie porque así jamás se olvidará de tí, ni tú te olvidarás de él, y así fue porque me enamoré perdidamente de aquel perro y jamás lo he podido olvidar a pesar que me prostituí con perros, caballos, burros y hasta con cerdos.

Nos entramos a la ducha e Isabel me dijo:

- Mi niña, nadie sabe lo que hago con los perros y tampoco tiene nadie que saber lo que ha pasado aquí. Este será nuestro secreto y siempre que quieras ven y lo hacemos juntas.

Una vez aseada, adolorida, pero feliz, me vestí y me dispuse a esperar que mi padre regresara de la ciudad.
 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 928
Media de votos: 7.63





Relato: DESVIRGADA A LOS 12 POR UN PERRO LLAMADO ROJO
Leida: 125054veces
Tiempo de lectura: 20minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis