webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: EL CUARTO AZUL (Parte 1)


 


Relato: EL CUARTO AZUL (Parte 1)

  
Hola, mi nombre es Oziel, tengo once años. Me encuentro en el asiento de atrás del auto de mamá. Aun lado de mi esta mi maleta y sobre mis piernas esta mi mochila. Voy abrazando mi mochila con fuerza mientras hundo mi mejilla en ella y observo por la ventana.

- Solo será unos meses, lo prometo - Dice mamá.

Ella y papá se divorcian, al fin. A papá no le interesa verme, le cedió la tutela a mi mamá y esta dispuesto a pagar la pensión con tal de que ya no lo molestemos. En cuanto a mamá, ella tiene que hacer un viaje al extranjero por negocios. ¿Que negocios? No tengo idea. Pero antes claro esta arreglara lo de su divorcio. Y al parecer yo estorbo, pues me va a dejar en casa de mi tía Ana por varios meses, ya me matricularon en la escuela de allá.

- Oziel, ¿Me estas oyendo? - insiste mamá. Yo no hago ningún ruido. - Estaré saliendo muy seguido, y sin tu papá en casa no podré dejarte solo. Prometo venirte a visitar cada que pueda. Será como si estuvieras en casa. Pero entiende que tengo que dejarte con alguien que te cuide bien, y yo confió en tu tía, ella te quiere tanto como yo -

- Ya, no te preocupes má - respondo finalmente - haz lo que tengas que hacer, yo estaré bien -

Continuamos en el camino, la noche hacia una media hora que había caído. Aprovechando la oscuridad, deslizo mi mano por debajo de la mochila y la meto por debajo de mi short y de mi trusa. Sin hacer ruido comienzo masturbarme lento y suave. Jalo el pellejito de mi cosita mientras abrazo mas fuerte mi mochila. He descubierto muchas formas de masturbarme y esta es una de las que mas me gustan. Con el dedo pulgar acaricio la punta del pellejito apretándolo delicadamente contra los otros dedos. De esta forma se siente muy rico y no hago movimientos exagerados, además de que duro mas tiempo masturbándome antes de llegar al suspiro final. 

Me he masturbado así en muchas partes. Por ejemplo en la iglesia. No me gusta ir a la iglesia, es aburridicimo, así que para mantenerme despierto pongo mi mochila sobre mi regazo, pongo la Biblia sobre mi mochila y deslizo mi mano hasta encontrar mi cosita. A veces también pongo mi chaqueta sobre mis piernas, depende lo que tenga a la mano. Igual lo he hecho en la escuela, en el autobús, en el cine, en la sala de espera del hospital, en fin, en tantas partes.

Continuo masturbándome hasta que siento el punto máximo de placer, después me acurruco en el asiento y me duermo.

- Ya llegamos - dice mamá al despertarme.

Aun algo modorro cargo mi mochila a la espalda y me llevo arrastrando la maleta, es de rueditas. Son como las once de la noche. La tía Ana y el tío Ulises nos están esperando.

- Perdón por el retraso, había mucho trafico - dice mamá.

- Te dije que era mejor que lo trajeras en la mañana - repone tía Ana.

- Imposible, mañana empiezo el día muy temprano, no me habría dado tiempo. Además ya estamos aquí -

Mamá me abraza y me da un beso, después se despide y se marcha en el auto sin mayor preámbulo. Yo me quedo ahí de pie frente a la casa de tía Ana; aun algo modorro y cargando mi mochila.

- Pasa Oziel - dice tía Ana.

- Yo te ayudo con eso - continua tío Ulises y carga mi mochila y mi maleta.

La casa de tía Ana es mas pequeña que mi casa, pero esta limpia y muy bien ordenada, eso me gusta. Tía Ana me explica que solo hay dos habitaciones. La de ellos y la de Benjamín, por lo que tendré que compartir el cuarto con Benja. Yo no le veo ningún problema a eso, siempre y cuando tenga mi propia cama. No porque no quiera dormir a lado de mi primito, sino porque he escuchado que Benja moja la cama, y amanecer mojado seria desagradable.

El tío Ulises me lleva a la habitación y deja mis cosas ahí. Me muestra cual es mi cama y me dice donde esta el baño, por si quiero darme una ducha antes de dormir, después se va. Una ducha a esta hora no esta en mis planes. Lo que quiero es dormir, tengo sueño. Y afortunadamente tengo mi propia cama para mi solo. 

Me quito los zapatos y los calcetines, después el short, pues me gusta dormir en pura trusa. Cierro la puerta de la habitación y me dirijo a mi cama, que esta pegada a la pared donde esta la ventana. 

Paso a un lado de la cama de Benja. Solo se ve un pequeño bultillo bajo la colcha. No sé como soporta ese cobertor encima con el calor que hace. Como buen primo lo descubro para que tome un poco de aire.

Y ahí esta. El pequeño Benja todo sudoroso con solo su trucita roja. Al verlo pasa algo raro por mi mente. Lo veo ahí acostadito bocarriba, bañado en sudor, todo despeinado y respirando dificultosamente.  Aquello hace que mi cosita comience a despertar. Si, se me empieza a parar. Pero no puedo ver así a mi primito, tiene solo seis años.

Yo de antemano sé que me gustan los chicos tanto como las chicas. Me he besado con algunas chicas y les he tocado sus pechos y sus nalgas y hasta su agujerito. Como a Lissa, una niña de la escuela. Empezamos solo con besos en la mejilla y terminamos tocándonos de todas partes. Así descubrí que a las niñas les da un placer igual que a los niños, solo que a ellas es cuando les metes algo en su agujerito. Me acuerdo que gemía mucho cuando la masturbaba con mis dedos. Le dije, pero nunca quiso que le metiera mi cosita en su agujerito. Después se mudo de casa y ya no la vi nunca más, entonces tenía diez años. En cuanto a los chicos. Yo nunca a tocado a ningún chico ni nada, ni me han tocado a mi otros chicos, pero me gusta verlos desnudos, como cuando estamos en las duchas. Cada quien tiene su cosita diferente, unos mas grande otros mas pequeño. El mío es mas bien mediano. Ayer lo medí y media diez centímetros, bueno, casi diez.

El punto es que no puedo excitarme así por ver a mi primito. Primero porque es familia, y segundo porque aun es muy pequeño, yo casí le doblo la edad. Y yo empece a masturbarme hasta los diez años. A los seis solo jugaba con carritos y con canicas y con cuadros lego. Además que no me masturbo todo el tiempo, solo cuando estoy aburrido o algo me excita. A veces duro días sin masturbarme, y a lo mucho me la jalo solo una vez al día.

Continuo así con mi lucha interna, pero para cuando acuerdo ya me estoy sobando la cosita por encima de la trusa. Finalmente ya no resisto mas y me saco el pene que ya esta bien parado y comienzo a jalármela como se debe. Me excita tanto ver ese bultito que se forma en la entre pierna de Benja, y me excita tanto verle su dulce carita mientras esta dormidito y todo sudado. Entonces pasa una idea por mi mente.

Vuelvo a guardarme mi cosita y me acerco a Benja, entonces lo despierto suavemente.

- Hola Benja - le digo.

El me ve primero con recelo, pues esta algo modorro, pero luego me reconoce y me abraza.

- Hola Oziel - me dice - quería estar despierto para cuando llegaras. Mira, te pusimos una cama -

Yo igual lo abrazo y lo aprieto fuerte. Me excita tanto sentir su cuerpecito desnudo, como moja mi camiseta de sudor.

- Tu me quieres mucho, ¿verdad Benja? -

- Si, yo te quiero mucho Oziel -

- Quería enseñarte un juego muy divertido, pero mejor no - le digo mientras lo suelto y me alejo de la cama.

- ¿Un juego? ¿Que juego? Dime… - dice Benja en tono necio.

- Bueno, a lo mejor te digo, pero con una condición -

- ¿Cual? -

- Te enseño este juego muy divertido, pero tienes que prometerme que no se lo dirás a nadie, menos a tía Ana y a tío Ulises y a mi mamá, ¿Vale? -

- ¿Y porque no debo decirle a nadie? -

- Porque es un juego secreto, y será un juego secreto de nosotros dos. ¿Tú sabes guardar secretos verdad? -

- Si, si guardo secretos, de verdad -

- ¿Entonces? ¿Me prometes que no le dices a nadie? -

- Si, lo prometo -

- ¿Con el corazón? ¿Y si no que se muera tu mami? -

- Si, con el corazón. Y no quiero que mamá se muera, no digas eso -

- Bueno, te enseño -

Me acerco a Benja y me siento en la cama a un lado de él. Él esta de rodillas al centro de la cama.

- Siéntate bien - le digo, y él obedece.

Entonces acerco mis manos a su pancita y comienzo a acariciarlo.

- No, me haces cosquillas - dice Benja entre risas.

- Calma, te va a gustar este juego, lo prometo. Mira, mejor acuéstate, ¿Si? -

Benja obedece y se acuesta. Entonces comienzo a cariciarlo, primero el rostro, luego el cuello, luego el pecho, después el vientre. Lo veo al rostro y él me observa asustado. Como si quisiera llorar. No hace ningún ruido.

- ¿Que pasa Benja? - le pregunto.

- No me gusta que me toques así, ya no me gusta este juego -

- No pasa nada, es que aun no empieza lo divertido. Bueno, mira, te voy a dar un beso, para que veas que si te quiero. Pero recuerda que no le debes decir a nadie ¿eh? -

Me inclino sobre el cuerpecito de Benja y junto mis labios con los suyos. Él aprieta mucho los labios cerrando la boca cuando siente mi lengua lamer sus labios. Al apartarme veo que esta más asustado aun. Decido entonces pasar directo a la acción. Con mi mano derecha le empiezo a sobar su cosita por encima de su trusa. Cuando hago esto Benja empieza a llorar en silencio. 

- Oye, no llores - le digo, esta vez el asustado soy yo.

- Mamá me dijo que nadie debía agarrarme mi pipí - dice Benja quedamente.

- Pero no es para que llores. Por eso te digo que no le debes decir a nadie, o tu mami se va a enojar. Pero te voy a enseñar un juego muy divertido que se siente muy bien, y se que te va a gustar. Solo tienes que dejar que te agarre tu pipí, y si quieres te dejo que agarres el mío, ¿Ok? -

Benja no dice nada, pero deja de llorar. Así le quito su trucita roja y comienzo a acariciarle su penecito. se ve tan tierno y pequeño. Al principio Benja esta muy asustado, pero luego empieza a ponérsele durita. Y yo continuo masturbándolo suavecito. Se siente muy bien agarrarle su cosita, me excita tanto. Pero más me excita verle su carita entre asustada y llena de placer. Empieza a lanzar pequeños gemidos, pero le digo que no debe hacer ruido o nos van a descubrir, así que se aguanta de gemir. Sus bracitos están a sus costados, solo veo como aprieta las sabanas con sus puños mientras los ojitos se le van para atrás. Así finalmente se retuerce en un repentino espasmo, y así sé que ya ha terminado, que ya sintió el máximo placer.

Lo suelto y lo veo ahí en la cama. Su rostro esta angustiado y respira con mucha dificultad. Se ve tan tierno mientras jadea. Noto como esta a punto de llorar otra vez.

- No llores, le digo. Se sintió bien, ¿No? Sé que te gusto, ¿Verdad? - le digo. Benja solo dice que si con la cabeza.

- Bueno, ahora tú me la tienes que agarrar a mi, y hacerle igual que como yo te hice, ¿Vale? - le digo - pero antes quiero que cierres los ojos y abras la boca -

Benja obedece y cierra los ojos y abre la boca. Es demasiado excitante verlo ahí acostadito, completamente desnudo y con su penecito todavía algo paradito. Me gusta su boquita. Sus labios rosita resaltan en su carita, pues tiene la piel muy blanca. Su cabello negro y despeinado le cubre parte de la frente, se ve tan sexy. Me inclino sobre el y le doy un beso metiendo mi lengua en su boquita. Benja rápido abre los ojos e intenta aventarme, pero yo me resisto y él termina cediendo y suelta nuevamente su cuerpecito para que yo haga con él lo que yo quiera. Su boquita sabe a pasta dental, a menta. Luego de un rato el también empieza a mover la lengua, como tratando de imitar lo que yo hago.

- ¿Te gusto ese beso? Es parte del juego ¿Eh? A nadie debes besar así, ¿Ok? - le digo mientras me incorporo.

- Si - me dice - No le digo a nadie - entonces se ríe y dice - tu boca sabe a limón -

Eso me hace recordar la paleta de limón que me comí en el auto antes de masturbarme.

- Bueno, ahora tu tienes que agarrarmela -

Benja me mira con mucha atención. Abre mucho los ojos cuando me bajo la trusa y descubro mi pene. Comparado al pene de él, que medirá unos cinco o seis centímetros, mi pene se ve grande.

- Esta grande - me dice.

Le pido que se levante para acostarme yo en la cama. Benja se acerca y tímidamente me la agarra y comienza a masajear suavecito, tratando de imitar lo que yo le hice a él. Solo que cuando yo lo masturbe le agarre su cosita solo con el pulgar y los dedos indice y medio, pues lo tiene pequeñito. Benja tiene que agarrarme mi pene con toda su mano. No lo hace muy bien que digamos, pero se siente bien y es tan excitante esto de que te masturbe alguien más. Cuando yo me masturbo se siente muy bien, pero que alguien más lo haga es mucho mejor. Además me gusta ver de reojo la carita de Benja. Él esta muy concentrado en mi pene, lo mira con los ojos muy abiertos, incluso trae la boca abierta. Así continua hasta que termino y siento el orgasmo.

Le digo que se detenga y que se acueste junto a mi. Después volvemos a besarnos. Luego de un rato, cuando veo que ya se esta durmiendo, lo acomodo en la cama y le vuelvo a poner su trucita roja. Entonces lo tapo dejándole descubierto el rostro y prendo el ventilador. Yo me vuelvo a poner mi trusa y me acuesto en mi cama para dormir.

Una parte de mi se siente mal por lo que paso. Pero otra parte de mi esta emocionada, y hace que me sienta muy feliz por esta nueva experiencia, y porque podré utilizar a mi primito como juguete cada que yo quiera.

(Continuara…)
::::::

Neck

 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: EL CUARTO AZUL (Parte 1)
Leida: 21366veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
porno italiano 3G gratis
olgun porno
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .