webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Historias de Carlota (02: El regalo de cumpleaños)


 


Relato: Historias de Carlota (02: El regalo de cumpleaños)

  

HITORIAS DE CARLOTA


_____________


2

_____________


El regalo de cumpleaños


Era 11 de Junio, el cumpleaños de Carlota. Le propuse salir a
tomar unas cervezas. Ella acepto, pero me dijo que iba a invitar también a
Pedro. Un compañero suyo de trabajo.



Carlota se arreglo como nunca, con una camiseta transparente
que dejaba entrever su bonito escote, y una falda casi diminuta.



Quedamos a las 10:00 p.m. en la Plaza Mayor, debajo del
reloj. Pedro acudió puntual a la cita. Me saludó y le dio dos besos a Carlota.
Uno casi rozando sus labios. Luego la miró de arriba abajo. No podía disimular
una sonrisa picarona. Le dijo: "que guapa estás Carlota" y luego se dirigió a mi
diciéndome: "Paolo, que envidia de mujer que tienes".



Nos dirigimos a tomar unos pinchos. Entre caña y caña veía
como Pedro desnudaba con la mirada a mi pichu. Al principio me sentí un poco
celoso, pero luego me dije a mi mismo, "y por que no".



Con unas cañas de más propuse ir a bailar a el Cum Laude.
Ambos aceptaron. Fuimos por la plaza riendo y contando chistes. Los dos
agarrando a Carlota del talle.



En el Cum empezamos a bailar los tres como posesos. No
hacíamos mas que pedir y pedir cubatas.



Cuando pusieron las lentas, Pedro me pidió un baile con ella.
Yo se lo concedí. Desde la barra veía como se estrechaban cuerpo con cuerpo. Yo
me estaba poniendo a cien. Luego me invitaron a su baile y entre los dos
estrechamos a Carlota en una danza casi erótica.



Pedro estaba que no podía mas. Me pidió si podía darle "un
pico" a mi chica. Yo le deje y vi como sus labios rozaban tiernamente los que yo
había disfrutado durante 10 años mientras Carlota cerraba los ojos. ¿Qué le
estará pasando por su cabecita, me pregunte?. Luego Carlota se dio cuenta de la
situación. Se abrazó a mi y me dijo, "ven aquí celosillo". Me dio un besazo como
los que nunca me había dado, clavándome su dulce lengua en mi paladar.



Carlota se excusó para ir al servicio. Entonces me quedé
hablando con Pedro. Pedro me dijo: "¿sabes que le puedes regalar a Carlota por
su cumpleaños? Yo se lo regalé una vez a mi novia y no ha vuelto a pensar en
otra cosa desde entonces. Entonces me dijo al oído su plan. Yo le dije que sí,
que la idea la iba a volver loca.



Propuse a Carlota ir a casa a tomar la última. Ella asintió y
cogimos un taxi. Yo me senté delante y ellos detrás. Le dije al taxista, "a la
calle Córdoba 14, por favor".



Desde el espejo retrovisor descubrí una escena que me puso a
cien. La mano de Carlota se apoyaba sobre la entrepierna de Pedro. Mientras él
le susurraba algo al oído y ella asentía con la cabeza. Llegamos a casa, pagamos
al taxista y subimos al piso.



Sacamos unos licorcitos y nos sentamos los tres en el sofá,
Carlota en medio, nuestras manos por encima. Yo veía como la derecha de Pedro se
acercaba tímidamente al escote de mi pichu. Yo hice lo mismo con la izquierda.



Entonces Carlota cerró los ojos, me besó y metió ambas manos
por debajo de su sujetador. La derecha de Pedro sobre su dulce pecho izquierdo,
hasta ahora prohibido para cualquier hombre que no fuera yo y la derecha seguía
de mi pertenencia.



Pedro levanto a Carlota de los brazos y le tapó sus ojitos
con un pañuelo de seda. Estaba supersexi. Yo creí que no podría aguantar hasta
el final si esto seguía.



Pedro lamió los labio de mi niña con una dulzura
extraordinaria. Luego sus orejitas y por fin le besó con frenesí.



Luego le levanto los brazos y poco a poco fuimos
desabrochándole su blusita. Yo notaba como el corazón de mi niña estaba a mil.



Yo abracé a Carlota por detrás. Metí mis dos manos debajo de
su sujetador y lo desabroche.



Aparecieron los pechitos de mi querida, con sus pezones
sonrosados como puntas de alfiler. Estaba excitadísima. Entonces Pedro comenzó a
lamérselos mientras yo la abrazaba fuerte desde atrás y le besaba su dulce
cuello.



Luego acompañe a Pedro en su erótica faena. Dos bocas, cuatro
manos. Carlota no daba crédito a lo que allí estaba pasando. Era hasta ahora la
sensación más erótica de su vida. Y lo mejor estaba aún por venir.



Mientras yo lamía los pechos y la tripita de mi corazón,
Pedro le desabrochaba la falda y se quitaba su camisa. Yo hice lo mismo. El
calor de la situación era insoportable, casi abrasador. Observé como el torso
atlético de Pedro se aplastaba contra la ya desnuda espalda de Carlota mientras
se desabrochaba la cremallera y conducía la manita de mi amor hacia su pene, que
parecía estar como una piedra.



Mientras Pedro mordía desde atrás el lóbulo de la oreja de
Carlota yo me quité los pantalones y los calzoncillos y seguí lamiendo sus
pezones, que parecía que iban a estallar. Noté como una gota de sudor bajaba por
el torso de Carlota. "Debe estar que no puede más", me dije.



Entonces, los dos hombres nos permutamos la posición. Nos
pusimos de cuclillas y fuimos bajándole poco a poco el tanga a mi niña. "Se ha
puesto el que yo le regalé en las navidades del 2000, me dije".



Mientras yo paseaba mi erecto pene entre la ya mojada
entrepierna de Carlota, Pedro se terminó de desnudar.



Conducimos a Carlota a la cama hasta ahora prohibida para
otro hombre y dulcemente la recostamos. Mientras yo besaba con fervor y
acariciaba los pechos a mi niña, Pedro comenzó a tocarle y lamerle el pubis.
Seguidamente cambiamos de posición. Carlota susurraba, jadeaba, estaba como
loca.



Entonces dijo que quería elegir al afortunado que terminara
de darle tanto placer. Los dos le propusimos un sistema de elección muy
democrático. Apoyamos nuestros penes sobre sus pechos. Carlota los tocaba con
una sonrisa picarona y dijo "este". Le quitamos la venda de los ojos para que
comprobara quien era el afortunado. Esta vez yo estaba de suerte. Le metí mi
pene en su vajina y comencé el baile erótico mientras Pedro le acariciaba el
clítoris y la besaba efusivamente. Carlota se retorcía de placer y yo no podía
más. Pedro dejó de tocarla y comenzó a masturbarse. Carlota y yo nos corrimos
como no lo habíamos hecho nunca. Fue el mejor polvo de nuestra vida.



Pero cuando retiré mi pene comprobé que Carlota aún quería
más. Tomó el pene de Pedro y lo dirigió hasta su zona prohibida. Pedro estaba
que no podía mas. Le penetró y yo me dirigí a besar y tocar los pechos de mi
amada. De vez en cuando acercaba mi boca a la de Carlota, pero ella estaba como
extasiada, con los ojos cerrador y una cara de auténtico placer.



Yo decidí alejarme un poco de aquel polvorín y observé como
mi niña y Pedro se corrían. Mi pene volvía a estar erecto, así que decidí
masturbarme mientras observaba la situación.



Aquella noche dormimos placenteramente los tres en la cama.
Carlota en medio, abrazada a mi y Pedro abrazado a su espalda. A mitad de noche
me desperté y observé la situación. Los tres desnudos, encima de la cama.
Carlota dibujaba una sonrisa picarona mientras dormía placenteramente.



Al día siguiente nos despertamos, nos duchamos y desayunamos.
Pedro se marchó despidiéndose de Carlota con un par de besos tal como había
llegado. Dijo: ¿qué, repetible, no? Los dos asentimos con la cabeza.



Una vez que se fue le pregunté a Carlota como se sentía y
ella me besó y me dijo: "cariño, ha sido el mejor regalo de cumpleaños de mi
vida"


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Historias de Carlota (02: El regalo de cumpleaños)
Leida: 21163veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
bedava porno
Curso Doblaje
It developer
porno italiano 3G gratis
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .