relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Cleopatra, Julio Cesar y Marco Antonio


 


Relato: Cleopatra, Julio Cesar y Marco Antonio

  

CLEOPATRA, CESAR Y MARCO ANTONIO


"Yo no creo en la historia, porque la historia la escriben
los hombres" (Maximiliano Hernandez Martinez)


La fina arena del desierto era detenida por las gruesas
paredes de adobe. La princesa, en la flor de su juventud caminaba rapidamente en
direccion a la puerta. Aunque afuera una fuerte tormenta proveniente del
desierto azotaba el palacio, nada la detendria en aquel importante encuentro.


Julio Cesar tomaba tranquilamente de su copa mientras su mas
ferviente general, Marco Antonio, le mostraba el mapa de Alejandria, la capital
del poderoso imperio que Roma tenia al sureste.


"Si al amanecer la tormenta ha disminuido, sera el momento de
atacar"- le dijo Marco Antonio poniendo su brazo musculoso sobre la mesa.


"Prepara a los hombres. Que descansen. Dentro de unas horas
Egipto sera parte de Roma"- le contesto Cesar mientras su cabello entrecano era
movido levemente por el viento que se escapaba enmedio de las rendijas de la
ventana. "Y dile al soldado que no nos moleste..."- una leve sonrisa llena de
picardia inundo la faz regia del monarca. Marco Antonio sonrio complacido
mientras se ponia de pie sabiendo ya la rutina que se avecinaba.


"Salve Cesar"- se escucho la voz de un soldado en la puerta
de la habitacion.


"Cesar esta ocupado"- dijo Marco Antonio viendo con mirada
penetrante al atrevido guardia.


"Lo se general, pero..." -un hombre vestido con un turbante y
cubierto casi en su totalidad por una capa blanca y que en su hombro sostenia
una alfombra de multiples colores aparecio a la par del soldado -"este hombre
insiste en tener un regalo para Cesar".


El emperador, sin volver a verlo, levanto su mano dejando ver
un anillo de oro puro en su mano, indicandole que podia entrar. Vio de reojo a
Marco Antonio. El cuerpo de su general era la de un semental: alto, musculoso,
moreno por el sol, su cabello largo recogido en una cola, sus piernas anchas y
fuertes eran un atractivo para cualquier mujer -u hombre, y su mirada penetrante
siempre le habia cautivado. Le sonrio como diciendole "Espera un minuto..."


El egipcio camino hasta introducirse en la habitacion. Saludo
reverentemente al ilustre conquistador y le dijo que llevaba un regalo especial
de la princesa.


"Pues dejalo aqui...y vete"- le contesto Marco Antonio
mientras se acercaba a la alfombra.


El sirviente la puso a un par de metros de Cesar y la
desenrollo rapidamente. Al final de esta, una hermosa mujer ataviada con un
vestido casi transparente aparecio, poniendose de pie vio a los ojos al
emperador.


"Julio Cesar Augustus?"- dijo con voz melodiosa. Sus grandes
ojos violeta resaltaban en su tez oscura maquillada a la usanza de los egipcios.


"Emperador de Roma"- dijo Marco Antonio poniendose frente a
ella.


"Soy Cleopatra, futura reina de Egipto"-dijo la muchacha en
un tono arrogante mientras ambos hombres ponian su mirada en su escultural
cuerpo que podia ser contemplado detras del vestido color perla y casi
transparente que llevaba. Sus pechos podian dibujarsele como dos peras chicas
que culminaban en dos oscuros pezones. Sus caderas hacian un gran contraste con
su cintura estrecha y su pelvis casi diminuta era un manjar para la vista.


"Princesa!"- dijo Marco Antonio.


"Podemos hablar a solas?"- pregunto Cleopatra mientras hacia
caso omiso de las palabras del general y se dirigia directamente a Cesar.


"Lo que tengas que decir puede ser oido por Marco Antonio"-
le contesto Cesar mientras observaba con detenimiento a la joven mujer que tenia
frente a si. Los otros dos hombres en la habitacion salieron.


"Marco Antonio?"- Cleopatra vio al joven general de pies a
cabeza. Se le antojo de inmediato.


"A sus pies, alteza"- le dijo el romano mientras extendia su
mano hacia la delicada piel de la egipcia guiandola hasta una silla a la par del
emperador.


"De verdad?"- le pregunto Cleopatra extendiendo su pie hacia
la pierna de Marco Antonio. Los vellos de este se pusieron en pie de lucha, de
cuerpo a cuerpo.


La mano de Cleopatra se poso suavemente en la de Cesar. El
emperador volvio a verla mientras sentia como el cuerpo de su mas allegado
general se acercaba a ellos. Marco Antonio sintio como su verga se paraba de
inmediato por debajo de la especie de delantal que llevaba puesto.


"Hermoso"- fue el comentario de la princesa mientras notaba
como el pene del general se ensanchaba dibujandose detras de la escasa ropa que
llevaba puesta.


"Y no lo ha visto todo"- comento por su parte Cesar viendo a
los ojos oscuros de Marco Antonio. Mientras la suave piel rozaba
intermitentemente la pierna del soldado este se iba despogando de la ropa ligera
que llevaba. Ya antes se habia quitado el yelmo y la pechera y ahora solo tenia
su ropa de lino. Se la quito lentamente como si escuchara una musica sensual. Su
pecho, con abundantes pelos era una escultura a la belleza masculina. Los
pezones, envueltos en los vellos eran obscuros, casi negros y estaban erectos.
Su abdomen, firme y con una linea de vellos que se perdian en el pubis era un
manjar a la vista. El pene sobresaltaba por todo el resto del cuerpo: era
grande, quiza de unos 20 cms, ancho y grueso y poblado por multiples venas
azuladas. Sus huevos, redondos y grandes, cain libremente por entremedio de sus
anchas piernas tambien pobladas de vellos rizados.


"No cree que es un verdadero dios?"- le pregunto Cesar
mientras alargaba su mano y tocaba los huevos de su general.


"Usted Cesar...?"- Cleopatra estaba confundida.


"Ah...si..."- dijo Cesar quitandole por un momento la vista
al semental que tenia delante -"Le voy a contar un secreto".


Marco Antonio se puso en cuclillas mientras con su mano
izquierda tocaba la pierna de Cesar con la derecha masajeaba los pechos casi
infantiles de Cleopatra. Su verga topaba con una u otra pierna de los reales
amantes que tenia enfrente.


"Padezco de epilepsia"- dijo Cesar casi a susurros -"Y un
doctor en el Peloponeso me dijo que la mejor cura era dejarme coger por un
hombre...y como he mejorado desde que le confie a Marco Antonio mi tratamiento!"


"Pero, entonces...no le agradan las mujeres?"- dijo Cleopatra
mientras sentia que la temperatura de su cuerpo subia cada vez que la mano de
Marco Antonio pasaba por sus pezones.


"Por el contrario. El tratamiento es que me cogan, pero el
placer tambien es que yo coga!"- dijo el emperador con una amplia sonrisa.


"Pues no se hable mas...yo le doy mi cuerpo a Cesar, Cesar le
da el suyo a Marco Antonio y ellos me dan Egipto a mi"- dijo Cleopatra mientras
se ponia de pie delante de los romanos.


La habilidad politica de la princesa no era sobrepasada por
su habilidad sensual. En aquel momento la suerte de los tres estaba echada.


La muchacha permitio que Marco Antonio pasara su lengua por
sus piernas mientras ella se acercaba a Cesar y lo besaba apasionadamente.
Sintio como el general metia sus manos en el vestido y subia hasta sus nalgas
paradas. Mientras tanto habia abierto la tunica del emperador, que permanecia
sentado con las piernas abiertas, y habia dirigido sus labios voluptuosos al
regio pecho que tenia enfrente. Varias cicatrices se dibujaban en aquel pecho
libre de vellos y tostado por el sol. Las manos de la egipcia habian bajado
ahora hasta sentir los vellos rizados en la pelvis del romano. La punta de sus
dedos jugueteo con el glande mientras este se expandia dentro de la tunica. Para
entonces la cara de Marco Antonio se habia hundido en el trasero de Cleopatra
que comenzaba a moverse al ritmo sensual de la lengua del romano que se paseaba
entre la concha y el culo de la egipcia. Marco Antonio estaba acostado sobre su
espalda mientras Cleopatra se habia agachado abriendo sus piernas para que la
cabeza del general cupiera entre ellas mientras abria la tunica del emperador.
Una verga gruesa, un poco mas chica que la de Marco Antonio, aparecio apuntando
hacia el techo del palacio, en las afueras de Alejandria.


"Nunca me he tragado la de un romano"- le dijo viendo aquel
pedazo de carne que se habia expandido dejando ver unas gotas de liquido
preseminal.


"Entonces dejame mostrarte"- le dijo Julio Cesar mientras el
otro romano se ponia de pie, le daba un beso a Cleopatra y se ponia a la par de
el. El emperador se puso de pie y luego de rodillas ante la verga gruesa de
Marco Antonio "esta es la unica vez que veras a Cesar poniendose de rodillas
delante de alguien".


El joven general, sentado y con las piernas abiertas,
permitio que su emperador comenzara a tragarse, con alguna dificultad, los 20
cms. de carne de su gruesa verga y mientras tanto se dio media vuelta para
dirigir su boca a las tetillas de la joven princesa. Puso sus labios en aquellos
pezones carnosos y arrebato un par de suspiros a Cleopatra. Cesar habia ahora
tomado un ritmo lento pero seguro en su sube y baja en la verga de Marco
Antonio. De vez en cuando abria su boca dejando que su lengua lamiera los huevos
haciendo que su general comenzara a derramar gotitas de liquido preseminal.


"Ves como se hace?"- le pregunto Marco Antonio a Cleopatra.


La muchacha asintio con la cabeza mientras la mano de Cesar
se posaba en sus muslos abriendoselos mas y mas. Finalmente llego hasta su
clitoris donde su dedo indice comenzo a girar suavemente.


"Ah... que rico..."- dijo la futura reina de Egipto mientras
sus caderas se movian al ritmo del masaje a la que estaba siendo sometida.


Cesar, con su mano derecha en el clitoris de Cleopatra y su
boca en la verga de Marco Antonio, comenzo a masajear su propia verga. Aquella
era un poco menor que la de su general, pero casi igual de gruesa y poblada por
abundantes pelos pubicos.


"Quiere su alteza que proceda?"- pregunto Marco Antonio
sintiendo que estaba llegando demasiado rapido al climax. No debia olvidar que
su primer deber era cogerse a su emperador.


Cesar no le contesto, simplemente se puso de pie y se dio
media vuelta dandole la espalda amplia y que habia visto mas de una batalla en
territorios lejanos. Sus nalgas, aunque no eran ya juveniles, permanecian firmes
y estaban listas para la accion.


"Su alteza"- le dijo el emperador a la egipcia -"venga aqui,
frente a mi...y comenzemos ahora mismo nuestra alianza".


Cleopatra se puso de pie dejando caer al suelo su vestidos.
Dio un par de pasos y se arrodillo frente al emperador.


"Cesar, me inclino ante ti como signo de la sumision de
Egipto a Roma"- le dijo viendolo a los ojos.


"Y yo permanezco delante de ti como protector de Egipto"- le
dijo Cesar mientras tomaba con ambos manos su verga erecta y la ponia en la boca
de la muchacha. Esta rozo los dedos del emperador con los suyos mientras tomaba
la verga en sus manos. Con suma facilidad la beso casi en forma reverente y poco
a poco se la fue tragando.


"Ahora Marco Antonio, ahora"- le dijo Julio Cesar a su
general que permanecia detras de el. Se puso de pie y luego de dar un par de
pasos se inclino ante el emperador poniendose en cuclillas. Pusos sus rudas
manos en las nalgas de su emperador y las abrio. Se acerco mas hasta que su
lengua entro en la raja de Cesar. Este comenzo a moverse en un impulso de placer
mientras Cleopatra le mamaba su verga y Marco Antonio le cogia su culo con la
lengua. Ambos lados de su cuerpo estaban siendo lubricados con saliva y se
sintio en la presencia de Marte o de algun otro dios. Con suma precision pudo
mantener el ritmo entre la mamada de la mujer y la mamada del hombre y sintio
que aquella era la culminacion de su placer. Pero sabia que su soldado
procederia ahora a meterle su verga en el culo.


Marco Antonio, aun de cuclillas disfrutaba aquel momento
mientras le abria el culo a Cesar. Los vellitos que alli estaban ahora habian
sido lubricados y estaban humedos con su saliva. Se incorporo sabiendo que aquel
era el momento para proceder a la fase final del tratamiento. Con ambas manos
tomo las caderas de su ilustre paciente haciendo que este abriera mas las
piernas. Con bastante dificultad por la posicion, puso su verga hambrienta en el
umbral de la intimidad del Cesar y comenzo a empujarla hacia adentro.


"Asi...asi...cogeme...si...."- la voz del emperador, ronca y
varonil, ahora se habia transformado en una debil y suplicante.


El general finalmente comenzo a entrar en el cuerpo de Cesar.
Sintio como su glande se abria paso en la carne suave del intestino del
emperador. Este se abrio aun mas facilitandole la entrada a su cuerpo.


"Cogeme...si...ay..."


Cleopatra, quien habia permanecido mamando su verga, se puso
de pie y se dio media vuelta dandole la espalda.


"Se disfruta tanto como se ve?"- le pregunto mientras se
pasaba los dedos sobre sus nalgas morenas.


"El que te cogan por el culo?"- le pregunto Cesar. Ella
asintio -"pues ven, y te lo muestro".


Cleopatra se abrio sus nalgas dejando ver un orificio chico,
deliciosamente cerrado. Cesar se movio un poco hacia adelante mientras Marco
Antonio se mantenia pegado a el. Su verga estaba llena de la saliva misma de la
princesa, y asi la puso en el esfinter de ella.


"Te va a doler al principio...pero te aseguro que el placer
es enorme despues"- le dijo Cesar mientras su glande se colocaba en posicion.


Cleopatra dudo por un instante, pero su instinto, siempre
probado en las intrigas de palacio, le indicaba que aquel riesgo traeria buenos
resultados. Sintio como su orificio anal era abierto lentamente por lo que le
parecio era un tronco que entraba por el. Gimio de dolor, pero se mantuvo en su
posicion con las piernas abiertas y recostada sobre la mesa donde alcanzo a ver
los mapas del ataque del dia siguiente.


"Asi, asi..."- dijo Cesar al mismo tiempo que sentia la verga
gruesa de su general talandrole su culo. Pero su gozo se habia multiplicando al
abrirle el culo a la princesa egipcia.


"Ay, ay... que duele"- decia ella mas que en tono de protesta
en tono de deleite.


"Ohh por todos los dioses...que rico...que rico!"- gritaba el
fornido Marco Antonio mientras su semen brotaba a borbotones dentro del cuerpo
de Cesar. Este sentia aquel liquido caliente inundandole sus intestinos y
tambien se sentia en la gloria.


"Ah...que rico...ay...me vengoooo!"- decia el emperador
mientras Cleopatra se retorcia mientras llegaba ella misma al climax dejando
caer gotitas de liquido vaginal al suelo del lugar.


Los tres quedaron quietos por largos minutos. Julio Cesar
podia sentir como la vergota de su general palpitaba dentro de si. Ya antes le
habia dicho que la dejara adentro para lograr el efecto deseado contra la
epilepsia. La princesa se mantuvo tambien en su posicion mientras solo se
escuchaba el viento que soplaba presagiendo la batalla que comenzaria en unas
horas y de donde una nueva alianza surgiria entre Roma y Egipto.


Bueno, por lo menos eso es lo que contarian los libros de
historia... pero tu y yo sabemos que siempre hay algo mas "detras" de la
historia...


Mi direccion es
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 3
Media de votos: 8.67





Relato: Cleopatra, Julio Cesar y Marco Antonio
Leida: 2158veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis