webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Historias Infantiles (1)


 


Relato: Historias Infantiles (1)

  

Me da mucho gusto poder escribir por primera vez en este
sitio que muchas veces me han hecho correrme con las primeras líneas de sus
mejores relatos.



Antes de www..com desconocía el impacto que puede
tener sobre mi, y supongo que sobre muchos de ustedes en el morbo que la
imaginación consigue, Las paginas de imágenes XXX han quedado en el pasado para
mi y he dejado que la imaginación se convierta en el motor principal de mis
mejores chaquetas.



Permítanme presentarme, desde mi primer incursión en la red,
me he auto llamado loquillo, actualmente tengo 25 años y soy bisexual, he tenido
la oportunidad de experimentar mi sexualidad en muchas y muy diversas formas y
he encontrado en este sitio la oportunidad de contar con toda libertad mis
experiencias, mis gustos y fantasías, se que más de un lector de las historias
que a partir de hoy narraré se sentirá identificado en una ó en todas las
situaciones, me gustaría interactuar con esas personas, enriquecernos con la
libertad que este sitio permite.



Sin más preámbulo iniciaré con mi primer relato:



No sé realmente como se dio, pero de manera perversa,
inexplicable empecé a sentir mi primera excitación , una pequeña comezón, dulce,
imprevisible, alarmante a los 10 años, fue en noche de calor poco común en esta
ciudad.



Desperté en la madrugada, en aquel entonces mi familia y yo
nos acabábamos de mudar a lo que sería nuestra nueva casa, sin embargo por
razones económicas fue una mudanza apresurada, con la casa a media construcción,
el único cuarto habitable era una pequeña habitación de cuadratura perfecta en
la que se improviso una recamara familiar y lo que sería después la sala, las
demás habitaciones aun sin terminar estaban ocupados por el resto de los
muebles.



En la oscuridad de una madrugada calurosa, desperté, mis
hermanos en la litera, dormían cada quien en su cama, en ese entonces tenían 12
el mayor y 8 el más pequeño, mis padres dormían también a un lado mío en su cama
matrimonial. Para mi se había improvisado una colchoneta en lo que terminábamos
la mudanza. Así a ras de suelo descubrí el morbo.



El silencio era total, se escucho con claridad cuando retiré
la cobija que me cubría, intenté reacomodarme pero era imposible el calor era
muy fuerte, el sueño se desvaneció por completo. Llevaba puesto una pijama de
dos piezas, blanca de franjas muy ligeras azules que la atravesaban de manera
vertical, aunque de algodón muy fresco, el calor me hacia sudar así que
desabroche botón por botón de la camisa que se pegaba a mi, sentí una ligera
brisa en mi infantil pecho y eso me refresco un poco, eso hubiese bastado para
saciar el calor lo suficiente para reconciliar el sueño, pero sin pensarlo con
esa acción el morbo me invadió por primera vez, en ese entonces era un niño muy
pudoroso y el saberme semidesnudo me excitó.



No faltó mucho para que a mi mente viniera la idea de
desvestirme por completo, ¡por dios! El tan solo recordar esa sensación que me
atravesó las entrañas en ese momento me excita de nuevo. Un cosquilleo recorrió
mi cuerpo y mi calor interno era mucho más grande que el del ambiente.



Para mi sorpresa mi primera erección vino en ese justo
momento. Mi pene infantil se abultaba en mi calzoncillo y pedía a gritos ser
liberado, con mucho sigilo deslicé mi pantalón hacia abajo, mi calzoncito blanco
brillaba ligeramente en la oscuridad y la calentura me incitaba a tomar mi bulto
con mi mano.



Lo apreté ligeramente con mi mano sobre mi vientre, y el
sentirlo tan duro, tan extrañamente largo sobre mi vientre me hizo estremecerme,
claro es que en ese entonces no tenía idea de lo que era la masturbación y mucho
menos de las técnicas que para ella se utilizan, solo me dejaba llevar por la
sensación que me daba el presionarlo con mi mano. No tenía , y aun no tengo
hasta la fecha la circuncisión, así que mi capullito estaba cubierto
completamente por mi piel. El contacto de esa piel tan suave que lo cubría se
sentía extraño.



Mi mano exploró con sorpresa las nuevas dimensiones y cada
roce me excitaba más y más, mientras masajeaba con nuevo morbo mis testículos
que apretados sentían explotar el escroto, baje de una vez y en un movimiento
rápido mis calzoncitos por mis delgadas piernas.



El aire del ventilador directamente en mi pene me puso a 100,
pero en esa primera noche de excitación no era suficiente, así que me coloqué
boca abajo exponiendo mis nalguitas al aire, sin pensarlo empecé a moverme
frotando mi pene contra la sabana, era una delicia.



El movimiento de cadera no se hizo esperar, mi pene se
deslizaba ligeramente entre las sabanas produciendo un chasquido cada vez que
retomaba la primera posición para una vez más volver a recorrer mi cuerpo,
estrujándome y presionado con la fuerza de mis piernas y mi cóccix, apretando
mis nalguitas para ejercer mas fuerza, mientras con mis manitas me sujetaba de
la colchoneta. Empezaba a sudar con más fuerza y un liquido ligeramente viscoso
y completamente traslucido me lubricaba por primera vez produciéndome más
placer.



Un pequeño ruido me hizo detenerme, entre pena y
remordimiento traté de cubrirme lo más que pude. Mi madre se levantó de su cama
y paso a un lado mío con un paso muy tranquilo. El hecho de saberme desnudo me
llenaba de morbo. Afortunadamente pasó de largo y se dirigió al baño.



Mi mente estaba revuelta entre muchos sentimientos
encontrados, les recuerdo que a pesar de todo era un niño demasiado pudoroso.



No supe a que hora regreso mi madre a su cama, me quede
dormido, con mi pene erecto y desnudo boca abajo.



Cuando desperté mi madre estaba a mi lado, era muy temprano y
los demás aún no despertaban. Me miró con los ojos que solo una madre puede
ofrecerle a su hijo y con una sonrisa inquieta me preguntó que si tenía yo mucho
calor.



No me había dado cuenta pero la cobija estaba totalmente de
lado y yo desnudo frente a mi madre. Cualquier indicio de excitación desapareció
por la pena que la situación me provocaba.



Solo pude asentar con la cabeza, mi madre se acerco a mi y me
dio un beso en la frente, yo me vestí enseguida. Mientras ella iniciaba sus
labores matutinas yo intenté dormir de nuevo, pero en mi cabeza no salían las
sensaciones apenas descubiertas por lo que mi pene volvió a tener una erección.



Acostado de lado, dándole la espalda a mi madre masaje
nuevamente mi lancita con la precaución de no ser descubierto.



El mundo de la sexualidad se abrió ante mi ese día y nunca el
mundo, mi entorno, volvieron a ser iguales, los juegos con mis primas hermanas
iniciaron a tener otra dimensión, cuando podía y tratando de hacerlo ver como
accidentes colocaba mi pene sobre sus nalguitas solo unos segundos, las rozaba
con morbo, me excitaba imaginar que ellas hacían lo mismo que yo por las noches,
así que cuando podía las imaginaba mientras me desnudaba en aquellas sesiones
nocturnas. Pero eso es motivo de otra historia que les contaré más adelante, así
como mi primer encuentro con una de ellas mientras jugábamos a la familia, ya
saben, el papá y la mamá. Así también les contaré de mi pequeña vecina con la
que me gustaba exhibirme y que alguna ocasión descubrí espiándome mientras me
desnudaba y tocaba en nuevas situaciones.



Si quieres comentar algo relacionado con este relato puedes
hacerlo a mi dirección electrónica:



POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 24
Media de votos: 5.29





Relato: Historias Infantiles (1)
Leida: 34645veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis